España, una historia de amores y odios

0 142

Hace ya algunos meses, tuve la oportunidad de viajar al país vecino: Francia, y reflexionar sobre lo que denominamos el ‘orgullo nacional’, es decir; sobre la satisfacción de las personas con su país.

Dejo este asunto para otra ocasión, pero me llamó mucho la atención un hecho concreto: en cierto momento, pudimos pasar cerca de un ferrocarril, y casualmente pasaba un tren con la siguiente inscripción:   Paris-Bordeaux 2h 05m

Y aunque se me podían haber pasado miles de pensamientos por la cabeza, el primero que me vino a la mente fue ‘Están tan orgullosos de su ferrocarril, que sin ningún problema pintan en los trenes la duración de los viajes’ Contado así parece una estupidez, pero, por motivos que desconozco, fue lo primero que se me ocurrió. Transcurren unas horas, estando en un bar, el canal sintonizado en la televisión es TF1, el de mayor audiencia en Francia, cuando comienza lo que supuse era el Telediario, el logotipo del canal, que hasta entonces se había mantenido semitransparente sobre la imagen se tiñó con los colores de la bandera francesa, y ahí ya si me paré a pensar:

¿Qué pasaría si eso mismo lo hace La 1? ¿O Telecinco? Muy sencillo: en España lo que pasaría es que Twitter y otras redes sociales se llenarían de comentarios del estilo a “La 1 es fascista” “¿Alguien le puede decir a Telecinco que quite esa bandera? Los símbolos fascistas me dan asco” y así bastantes más comentarios que rondarían entre el enfado y la ironía. Y la verdad, esa asociación de los símbolos nacionales a la extrema derecha, a todo lo malo que ha pasado en España y demás, no tiene ningún sentido.

No olvidamos nuestro pasado, pero ya no el personal, sino el histórico: gente quejándose de que en España no se han hecho más que atrocidades, que hemos invadido pueblos y demás, de todo esto se queja la gente en twitter en el momento en el que alguien decide poner, ya no cosas como ‘¡Viva España!’ sino algo tan inocente como que directamente te guste, es castigado por otros internautas con comentarios como los arriba mencionados (Y con adjetivos del orden de <facha> o <Extremista>).

Claro que encima no solo hay que aguantar esto, sino que encima tienes que aguantar esto de la boca de gente cuyos conocimientos en Historia son mínimos, siendo gente que ha oído a otro decir que España ha hecho atrocidades y se han dedicado a repetir tales palabras. Siguiendo en el ámbito histórico, todo aquello que hicimos los españoles (La gente que reniega de España argumenta el exterminio de pueblos enteros) va siendo hora de considerarlo agua pasada; ninguno de nosotros tiene la culpa de lo que hicieran nuestros antepasados hace muchísimas generaciones; y el país, como concepto de país, tampoco tiene la culpa, no podemos decir que España es una basura por que unos señores hace tropecientos años montaran auténticas carnicerías.

No podemos culpar a la España actual de lo que ha pasado hace siglos, y mucho menos deberíamos odiar nuestro país solo porque hace tiempo los españoles hicieron tal cosa. Es estúpido conservar ese odio cuando otros países han realizado atrocidades peores, más recientes, y no por ello se odian: señoras y señores, les presento a Alemania. Recordamos su pasado y nos vamos a la Segunda Guerra Mundial: la Alemania Nazi, Hitler, los judíos, todos sabemos esa historia, y aunque habrá alemanes que no estén ni mucho menos orgullosos de serlo, pongo en cuestión que haya una comunidad de alemanes anti-alemania tan grande como la comunidad que hay de españoles anti-españa, no de gente que odie a personas por ser españoles, sino que odian a España porque si, porque pueden.

Quiero dejar claro –es triste que por lo escrito tenga que poner esta aclaración, pero no quiero malentendidos- que no soy fascista; ni un enamorado de España, ni estoy alistado a “Democracia Nacional Joven” pero no estoy a disgusto con España como tal, puedo estar a disgusto con muchas cosas, con sus políticos, con su sistema educativo o con lo que quieras, pero no con España como concepto.

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.

This website uses cookies to improve your experience. We'll assume you're ok with this, but you can opt-out if you wish. Accept Read More