Escorpiones

0 395

Los escorpiones o alacranes son una especie de arácnidos con las patas delanteras en forma de pinza y un aguijón venenoso y puntiagudo en el extremo del cuerpo. Se conocen más de 1.500 especies actuales y más de 100 en forma de fósil de hace millones de años. Casi se encuentran en todas las partes del mundo menos en algunas muy concretas.

Su anatomía es similar a la del resto de los arácnidos pero algunas partes del cuerpo como las patas delanteras y “la cola” por así decirlo son notablemente diferentes. Su cuerpo está dividido en dos partes: prosoma y opistosoma.

El prosoma es la parte principal de su cuerpo (seria como la cabeza para nosotros) porque en ella se encuentran la boca, los ojos, el cerebro, las patas delanteras y otros órganos vitales imprescindibles. Es la parte que utiliza para la captura de presas, la percepción a traves de los sentidos…

El opistosoma, es la parte posterior del cuerpo, en la que se realizan las funciones de: digestión, respiración y reproducción. Que a su vez se divide en:

Mesosoma: en él se encuentran los órganos reproductores y el sistema digestivo.

Metasoma: es una parte del opistosoma. Está formada por el telson o cola, donde se sitúan las glándulas del veneno.

Telson: o cola es la estructura más potente del escorpión y el lugar en el que se sitúan las glándulas del veneno y el aguijón que es una estructura hueca y puntiaguda, que utilizan para inyectar el veneno en las presas o en sus posibles predadores.

 Los escorpiones son animales depredadores cazan principal mente invertebrados e insectos.

La mayoría son nocturnos salen por la noche en busca de su comida y esperan al acecho a sus presas, llegando a devorar varios insectos por noche y cuando han conseguido el alimento necesario permanecen largos periodos de tiempo escondidos, incluso meses.

Otras curiosidades de estos animales son que algunas especies pueden llegar a medir entre 23 y 25 cm.

La mayoría de los escorpiones no son letales para el hombre, pero hay algunas especies en concreto que si lo son y mucho como por ejemplo las que aparecen en Méjico, el Centruroides noxius , el Centruroides elegans, el Centruroides grácilis, el Centruroides limpidus tecomanus, el Centruroides suffusus y el Centruroides infamatus.

El veneno de estas especies es neurotóxico y se intenta contrarrestar con el suero polivalente antialacrán, pero por desgracia en la mayor parte de las víctimas se produce la muerte sin remedio posible, principalmente de niños.

En Europa solamente hay una especie cuya pero dentro de su riesgo no es letal ni mucho menos, solo muy dolorosa.

Existe la falsa creencia de que los escorpiones rodeados por un anillo de fuego se suicidan clavándose su propio aguijón, pero no es así. Lo que ocurre en verdad es que a altas temperaturas las proteínas que forman su cuerpo solidifican y provocan que el cuerpo del escorpión se arquee, dando la sensación de que se está atacando a sí mismo

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.

This website uses cookies to improve your experience. We'll assume you're ok with this, but you can opt-out if you wish. Accept Read More