Eolapaz, algo más que un proyecto

0 89

Son uno de los proyectos educativos más longevos y peculiares de España. Un proyecto que convierte el aula en una redacción de periódico, enseñando habilidades, procedimientos y a luchar contra las fakes, impulsando el pensamiento crítico y la investigación sistematizada. Con estos mimbres el periódico de Nuestra Señora de la Paz ha conseguido más de 40 premios y casi 5.000 usuarios diarios online. Esta es la historia de un proyecto basado en el compromiso, la cooperación y el espíritu de equipo

¿En qué consiste el proyecto TIC que realizan en su escuela?

La escuela tradicionalmente basa su aprendizaje en una organización unidireccional, dentro de la cual el alumno escucha y asimila informaciones y destrezas que le son dadas. Hace diez años nos planteamos cambiar ese modelo y adentrarnos en un aprendizaje más colaborativo y más participativo, que pretende que sea el alumno sea el generador de información y el transmisor de esta. Hoy es una competencia impulsada por las autoridades educativas que conocemos con el nombre de “lectura interactiva”. El alumno recibe contenido, pero también los critica y los crea.
El elemento más visible de esa concepción es una web, eolapaz, que da nombre al proyecto, y que sirve para mostrar esos contenidos. Informaciones, críticas, opiniones y recursos de aula. Pero no es solo eso. Talleres de emprendimiento social y económico, una agenda de exposiciones permanentes, actividades culturales, proyectos de innovación científica (como la reciente televisión en streaming I+T), experiencias de renovación educativa (como la que están llevando a cabo los alumnos de primero de bachillerato con el uso de móviles y códigos QR en el aula), grupos de acción ciudadana (como los de voluntariado o el grupo de acción de Amnistía Internacional) y talleres continuos de uso de TIC son otras vertientes del proyecto. En suma, se pretende que los alumnos discutan que quieren aprender, que construyan ese aprendizaje, que aprendan, en tutorías entre iguales, que posibilidades les ofrecen las TIC mediante todo tipo de software y estrategias) y que lo divulguen (en la red) para que adquieran un compromiso social y una responsabilidad, de colaboración y de crítica.

La primera redacción

¿Cómo surgió la idea? ¿Cómo fue la puesta en marcha y por qué decidieron realizar este proyecto? ¿De qué asignatura forma parte?

La idea surgió hace exactamente hace diez años, cuando, discutiendo de economía con un grupo de alumnos de primero de bachillerato, tanto yo ellos como yo, comprendimos que, en ese área, los contenidos que nos ofrecían los libros de texto eran demasiado rígidos, poco adaptados a un entorno muy cambiante y demasiado asépticos, mientras que ellos demandaban una crítica de los que veían en su entorno.
Decidimos dedicar un día a la semana a conocer, otra a realizar casos prácticos y las otras dos a discutir, analizar y charlar sobre lo que veíamos cada día. Al poco las cuatro paredes del aula se nos quedaron pequeñas. Empezamos a entrevistar a gente, a crear artículos de opinión, a compartir lo que íbamos descubriendo, al tiempo que la red nos ofrecía esa ventana que necesitábamos para contar a todos como veíamos la vida, como dijo entonces Rubén, “con otros ojos”, la frase que sigue siendo nuestro lema, diez años después.

¿Qué acogida ha tenido entre los alumnos? ¿y en el centro?

Los de eolapaz vivimos en una permanente locura. Siempre estamos metidos en “algún lio”. Yo creo que con nosotros, el colegio ha transitado del miedo al pánico. “Los del periódico” son los aventureros, que lo mismo están en Sevilla haciendo una entrevista, que en el colegio a las 12 de la noche grabando un video. Pero, ahora en serio, todo el mundo, la congregación de los Sagrados Corazones, el claustro, los padres, los profesores o el personal de administración y servicios han sido siempre, desde el principio, muy generosos con nosotros. Hoy, con 16 premios a las espaldas, es fácil apoyarnos, pero al principio, cuando perdíamos clases y transgredíamos todas las normas escritas, tenia un mérito tremendo, y siempre nos han apoyado. ¿Los alumnos? Eolapaz es algo que les pertenece, y se sienten orgullos de ello, pero a los nuevos en el colegio o en el ciclo, les sorprende. En el fondo un adolescente es conservador y necesita de ciertas rutinas, y nosotros pretendemos romper cualquier tendencia a la rutina o la pasividad y eso, en ocasiones les descoloca. Esta mañana, en emprendedora de 4º de eso, un grupo de eolapaz que está investigando sobre el mundo de la empresa, han entrado en clase conmigo, han mostrado a sus compañeros un video y les han explicado que la próxima unidad didáctica no va a ser estudiar el proyecto empresarial, sino montar una empresa. Hemos acabado haciendo bizcochos en clase para crear una empresa de dulces (muy especiales, pero es un secreto), con lo que sacar dinero para un proyecto de nuestra ONG (Humanismo y Desarrollo Social) en India. Había que ver sus caras, no se lo podían creer, pero lo han hecho, ha sido el inicio de otra aventura, y al final se implican, y mucho. Siempre he tenido claro que mis alumnos son mejores que yo, y que soy un hombre muy afortunado por tenerlos.

¿Cuántos alumnos participan en el proyecto y de qué edades son? ¿Cuánto tiempo le destinan a lo largo de la semana?

En el colegio 263, de cuatro cursos. Pero eolapaz es especial hasta en eso. Colaboran muy activamente unos 50 antiguos alumnos, y casi 200 más de otros centros. Somos un proyecto abierto, todo lo que hacemos está disponible para cualquiera, y ellos saben que son alumnos de La Paz, pero se educan para ser ciudadanos de mente abierta que colaboran con cualquiera.

Es difícil cuantificar el tiempo. El proyecto se inserta en el área de Ciencias Sociales, que dedica casi la mitad de sus horas lectivas a discutir, aprender y crear. Pero la actividad sigue en el colegio martes y viernes por la tarde con diversos talleres. Y, sobre todo, dedicamos muchas horas al debate en la red, en el correo, en las redes, en los foros o en las comunidades de debate. Los domingos por la tarde, por ejemplo, son otra locura, con el cierre de la edición semanal.

¿Trabajan en coordinación con otras asignaturas? ¿Por ejemplo, recurren al profesor de biología para un reportaje sobre naturaleza?

Si. Y con mucha generosidad por parte de todos. Especialmente obtenemos mucho apoyo de la asociación de padres y a diario de todos los departamentos, que participan en talleres o en actividades de aula (como gestionar correo, como usar prezzi, como redactar o como crear un wallwhiser, por ejemplo)

¿Cómo seleccionan los temas y cómo los trabajan?

Todos los grupos proponen al comienzo de cada trimestre los temas sobre los que quieren aprender. Parte están dentro de los objetivos marcados por las programaciones de aula (por ejemplo, buscando temas sobre formas artísticas del XIX), parte surgen de su curiosidad, de la actualidad que les rodea, y parte de su necesidad de comprender lo que aparece en las conversaciones de la calle o de lo que dicen los medios de comunicación. Se presenta en clase, se defiende, se vota y se elabora un planing. En cualquier momento, al hilo de la actualidad, cualquiera puede proponer una ampliación o una revisión. Los alumnos de economía I y los antiguos alumnos hacen de redacción que sigue, coordina y atiende, sobre todo, las necesidades de los demás, en una actividad que se produce en el aula, fuera y en la red. Elegidos los temas se establecen responsables que deben elaborarlos, explicar como los trabajan y a que ritmo, y, finalmente presentarlos al grupo y a la sociedad a través de la web. Ahí surgirá después el debate, la votación y el comentario.

Me decía en su mail que aplican el criterio periodístico tanto en la búsqueda de información, como de aplicación de los valores de esta profesión, como de sus técnicas de trabajo, como de su espíritu crítico. ¿Cómo trabajan todo ello? ¿en el marco de qué materia?¿Han trabajado con algún medio en concreto o con profesionales de algún medio para ello?

Pretendemos enseñarles a decidir, a ser respetuosos con la verdad, a ser claros, comprometidos, rigurosos, minuciosos, responsables con los que dicen, curiosos, críticos, capaces de mostrar a los demás lo que no se ve a simple vista e innovadores, no simples repetidores de verdades admitidas sin más. Eso es periodismo. Una vez el diario EL País nos dedicó, con motivo de ganar el premio de periodismo joven de 2010, un artículo que titularon “la porfía del periodista”. Así somos.

Trabajamos desde el área de Ciencias sociales de segundo ciclo de secundaria y bachillerato, aunque de una manera bastante transversal. No hay ningún periodista implicado en el proyecto, pero si que tenemos de apoyo a varios estudiantes de periodismo, y no es ocasional que se asomen a nuestras páginas, o que nos den una clase magistral gentes como Iñaki Gabilondo, Cayo Lara o Emilio Botín. Junto a ello, la prensa y la radio regional nos apoyan bastante, y las empresas e instituciones nos tratan con mucha deferencia, hasta el punto de que en determinados eventos no es nada raro ver a los “de eolapaz”, acreditados como prensa, con su cámara y su vieja grabadora.

¿Me puede contar un caso concreto de alguna noticia el cómo se hizo?

En diez años hemos tenido muchas anécdotas. La más conocida fue la entrevista a Emilio Botín. Era un hombre inaccesible, y grandes medios como EL País no habían logrado llegar a él. Participábamos en la edición 2010 el “El País de los estudiantes”, el premio de periodismo joven más importante de España. Le escribimos, le llamamos, pedimos ayuda a Miguel Ángel Revilla, de aquellas presidente de Cantabria, al consejero de cultura López Marcano, y a varios empresarios locales. La presión fue tanta, que un 13 de marzo, a las 9 de la mañana se recibió una llamada de teléfono del gabinete de prensa del BSCH. Les habíamos hecho gracia, o aburrido, la intervención de un alto directivo del Banco, D. Aurelio Medel, nos había abierto la puerta, ante la insistencia del coordinador de aquel trabajo, un chico de 16 años llamado Mario Vara. Nos citaban al día siguiente, en Madrid, a las 9,30 de la mañana, en el despacho de Emilio Botín, en la Ciudad Financiera de Boadilla del Monte. No lo pensé, llamé a las familias para pedir su autorización, saqué los billetes de tren, hablaron los crios con un familiar y aquella tarde se fueron, hicieron noche en Madrid y entrevistaron a Botín. Aquel año ganamos el País, y Javier Moreno, su director, nos felicito en público. Lo que poca gente sabe es que la entrevista se hizo de pie, caminando detrás de D. Emilio durante 30 minutos por los pasillos del banco de camino a los jardines exteriores. Cuando llegaron allí, con Mario Vara y Miguel González tomando notas a la carrera, el fotógrafo, un chaval de 14 años (el hoy famoso Nilo Merino) le dijo a D. Emilio que se cambiara de posición para hacer la foto porque había mucha luz. D. Emilio le miró fijamente y le dijo, “mire usted, o me hace la foto ahora mismo o no hay foto”. Y la foto se hizo, y ganó un premio.

Lo que no conoce nadie es como se gestó nuestra participación este año, también en el país de los estudiantes. Este año íbamos mal de tiempo. Estábamos muy liados en varios proyectos y el equipo creado para este cometido era muy corto, solo 13 alumnos de 15 y 17 años. Planificamos los contenidos y lo que queríamos contar. Pero el concurso se cerraba el 17 de abril y el 9 no teníamos nada hecho. El 10 salieron de viaje a Barcelona dos chicas para entrevistar al médico de rafa Nadal, en plena preocupación por su lesión de rodilla. Al tiempo3 más se iban a Madrid para entrevistar a Cayo Lara, a los miembros de la plataforma de precarios y a los responsables del caso del tesoro de la Mercedes. Dos más se iban en avión a Sevilla, para hablar con el alcalde, presidente de la FEMP sobre la nueva ley de proveedores con el padre de Marta del Castillo, sobre la reforma del código civil y la ley del menor. Dos más en Vitoria visitando los mayores estudios de animación digital de España, y otros tres en Usurbil, entrevistando a la cúpula de Amaiur y en Bilbao con Antonio Basagoiti, en un arriesgado reportaje, que dividió a la redacción, y que publicaremos el próximo domingo. Una docena de adolescentes estaban repartidos por España, en mitad de las vacaciones de Semana Santa, solos, resolviendo sus problemas a decenas de kilómetros. Hasta que no regresaron todos no conseguí dormir. Fueron cuatro días de infarto, pero una gran aventura que nunca olvidaran, la de crear un periódico. Y salio bien.

Álvaro Sáenz, una de las almas de eolapaz

¿Han cubierto los objetivos que se planteaban en un principio? ¿En qué y cómo lo notan?

Creo que si. Hay avances constatables. Redactan mejor, se saben desenvolver, resolver obstáculos y conocen cosas de la realidad no habituales a sus edades. Pero sobre todo, aprendemos, nos divertimos, compartimos, vivimos experiencias y somos felices. ¿Hay objetivos más serios?.

¿Cada cuánto actualizan sus webs?

Actualmente casi cada día. Los blogs, twitter y facebook a diario. Los canales de audio y streaming cada vez que hay materiales nuevos, aproximadamente de manera mensual.

¿Y tienen muchos seguidores y lectores?

La web y los blogs más destacados (actualidad, reportajes, opinión política, libros y opinión social), tuvieron el año pasado 4.563 usuarios diarios, con 19.037 páginas vistas por día.

¿Que tal respuesta ha tenido de la comunidad educativa? ¿Los padres participan en el proyecto?¿cómo?

De un gran apoyo, participando en las actividades y respaldándonos en los momentos complicados, que alguno ha habido, pero, sobre todo, lo que más podemos agradecer al Colegio La Paz y a sus familias es permitirnos educar y vivir en libertad, siempre al amparo de los dos corazones de la congregación que nos ampara.

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.

This website uses cookies to improve your experience. We'll assume you're ok with this, but you can opt-out if you wish. Accept Read More