Enseñar a conservar el medio ambiente con el carricerín cejudo como protagonista

0 253

El proyecto europeo LIFE Paludicola, cuyo principal protagonista es una de las aves más amenazadas de Europa, realiza una importante labor de educación ambiental que incluyen talleres para conocer de primera mano los secretos del cuidado de la naturaleza

Durante el año 2019, el trabajo ha llegado a más de 160.000 personas y continuará durante el año 2020 con actividades similares en las tres comunidades que se ejecuta este proyecto Castilla y Léon, Castilla La-Mancha y Comunidad Valenciana

Usar la educación como herramienta potente para enseñar a conservar el medio ambiente. Es una de las acciones que se incluyen en el proyecto LIFE Paludicola que tiene como principal protagonista un ave en peligro de extinción: el carricerín cejudo. Y lo hace con formatos diferentes que incluyen tanto teoría como práctica: desde charlas a talleres de anillamiento y salidas a conocer los humedales, para ver de primera mano cómo el cuidado de la naturaleza es un arma fundamental para proteger especies amenazadas y, en general, la biodiversidad. Sólo en el año 2019, estas acciones de educación medioambiental han llegado ya a 160.000 personas.

Las actividades están enfocadas a la necesidad de conservar los humedales, ecosistemas extremadamente ricos en biodiversidad y a la vez muy amenazados y vulnerables, mediante una mayor visualización y conocimiento. Se dirigen a un público muy abierto, desde escolares de Primaria hasta estudiantes de formación profesional y universitaria, pasando por diferentes tipos de asociaciones culturales y ambientales. Las jornadas de educación ambiental han tenido diferentes tipos de actividades y según la entidad ha podido participar en una o más de las actividades desarrolladas. En primer lugar, están las charlas y conferencias divulgativas con varias presentaciones adaptadas a diferentes niveles formativo. En segundo, lugar talleres ambientales y de anillamiento de aves. En tercero, visitas de campo a los humedales para conocer de primera mano las aves acuáticas y las acciones que se desarrollan en ellos. Y en cuarto, y último lugar, la exposición divulgativa “Diario de viaje del carricerín cejudo”.

Fundación Global Nature, es responsable del proyecto LIFE Paludicola, que se ejecuta en tres regiones españolas: el litoral valenciano, la Mancha Húmeda y Tierra de Campos de la provincia de Palencia. Así, la educación meioambiental en Castilla y León ha llegado a casi 4.000 personas, en Castilla-La Mancha a más de 18.000 y en la Comunidad Valenciana más de 143.000 personas. Además, ya se han retomado las actividades en 2020 en varios colegios de estas tres comunidades autónomas. .E

De los ejes principales en torno a los que giran los contenidos de esta educación ambiental son los humedales, los espacios naturales de la Red Natura 2000 y el carricerín cejudo, que es uno de los principales protagonistas de determinados humedales bien conservados de la península Ibérica. El carricerín cejudo se trata del ave paseriforme más amenazada de la Europa continental, que cría únicamente en Bielorrusia, Ucrania y Polonia, y que durante su viaje migratorio otoñal hacia África utiliza para descansar un puñado de humedales del interior ibérico. Además, bajo el paraguas de las medidas destinadas a su protección, la Unión Europea ha permitido invertir más de tres millones de euros, pero no solo en su conservación, sino también en la de todas las especies de flora y fauna que habitan los ecosistemas acuáticos de esta comarca. De este modo también se está poniendo en valor un recurso económico complementario como el turismo en estas zonas eminentemente agro ganaderas.

El proyecto LIFE Paludicola se desarrolla en humedales de tres regiones españolas: el litoral valenciano, la Mancha Húmeda y Tierra de Campos de la provincia de Palencia. Tiene como objetivo el estudio y la conservación del hábitat migratorio del carricerín cejudo. Este proyecto desarrolado por la Fundación Global Nature y la Junta de Castilla y León cuenta con el apoyo del instrumento financiero LIFE de la Unión Europea, del Ministerio para la Transición Ecológica a través de la Fundación Biodiversidad, la Conselleria de Agricultura, Medio Ambiente, Cambio Climático y Desarrollo Rural de la Generalitat Valenciana, el Ayuntamiento de Torreblanca (Castellón) y la empresa Infertosa, junto con la colaboración de la Junta de Comunidades de Castilla-La Mancha.

El carricerín cejudo (Acrocephalus paludicola) está catalogado como Vulnerable a escala global, clasificado En Peligro a escala europea, está incluido en el Anexo I de la Directiva de Aves, en el Anexo II del Convenio de Berna y en el Anexo II del Convenio de Bonn. Además, se encuentra catalogado como de Interés Especial en el Catálogo Nacional de Especies Amenazadas y como Vulnerable en el último Libro Rojo de las Aves de España. Se trata de una especie prioritaria de conservación a nivel mundial porque se encuentra globalmente amenazada y porque se estima que su población mundial es de unos 22.000 individuos reproductores. Esta población tan escasa comparada con otras poblaciones de pequeñas aves más comunes, junto a la fragmentación de sus áreas de cría y su declive poblacional, pone de manifiesto su elevado riesgo de extinción.

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.

This website uses cookies to improve your experience. We'll assume you're ok with this, but you can opt-out if you wish. Accept Read More