Empresas que “desokupan”

0 56

La ocupación ilegal de las viviendas, tan de moda en estos días, lleva ocurriendo en España desde hace muchos años. Solo en 2019 se ocuparon en España 14900 inmuebles, esto supone una media de 40 viviendas al día.

Según el sistema estadístico de criminalidad, entre enero y junio de 2020 se ocuparon en España 7450 viviendas, lo que supuso 350 más que el mismo periodo del año anterior. La consecuencia puede ser la situación económica que ha creado la pandemia del coronavirus.

Según el instituto Cerdá, en España, puede haber cerca de 100000 viviendas ocupadas, casi siempre elegidas de las que pertenecen a entidades bancarias, que quedaron desocupadas tras ejecutar el desahucio al dueño anterior, lo cual no quiere decir que no se ocupen viviendas de personas normales. Estas personas se ven obligadas a recurrir a empresas que existen en España dedicadas a desocupar estas viviendas.

COMO FUNCIONA LA DESOKUPACION

Ante el largo tiempo que lleva una desocupación judicial, pudiendo llegar a 9 meses, los dueños recurren al desahucio expres que ofrecen estas empresas, actuando al límite de la ley. Las empresas estudian de manera individual cada caso que les llega para saber cómo actuar.



Primero mirar si la persona que ocupa la vivienda está amparada por la ley, en este caso, llevar a cabo el desalojo podría traer problemas legales al propietario de la vivienda.

El dueño de la vivienda debe demostrar, mediante escrituras, que es el propietario actual de la vivienda, una vez comprobado, la empresa de desocupación se desplaza hasta la vivienda para hablar con las personas que la ocupan de manera ilegal.

Lo primero que intentan estas empresas es una salida pacífica del inmueble, negociación que suelen llevar a cabo en presencia del propietario. Si esta negociación ha sido exitosa, el okupa abandona el hogar y vuelve a su propietario, el trabajo de la empresa ha finalizado.

Si es imposible hacer esta negociación, empieza todo el operativo de estas empresas especialistas. Las empresas cuentan con personas preparadas para afrontar cualquier situación violenta y estarán haciendo guardia 24 horas al día para evitar que entre nadie a la vivienda.

Cuando el okupa abandona la vivienda, la empresa le informa que no va a poder volver a entrar en ella y que será devuelta a su propietario legítimo. Todo este protocolo se realiza de forma violenta, aunque casi nunca se llega a las manos, sino que, en la mayoría de los casos, llegan a un acuerdo con la propiedad.

Aunque estas empresas son muy cerradas, el coste de una desocupación ronda entre 3000 y 8000€.

Este precio de este servicio incluye abogado y procedimiento civil de este protocolo y garantizan un 90% de éxito.

Las empresas justifican estos precios por el alto precio de los alquileres, indicando lo económico que saldría una desocupación rápida.

Uno de los municipios que tiene un mayor problema con la ocupación ilegal es Polanco, para evitarlo se están llevando medidas que reduzcan la ocupación.

A petición del ayuntamiento la guardia civil realiza operativos especiales para evitar problemas de convivencia o de peligro por enganches ilegales de electricidad o agua.

Una de estos últimos operativos, acabo de manera positiva, consiguiendo devolver la vivienda a su propietario legítimo, tras completarse el trámite administrativo y la instrucción por parte del juzgado.

Estos operativos son consecuencia de las quejas por parte de los vecinos ante la ocupación de viviendas vacías, trasladadas a la guardia civil para que actúen en consecuencia.

Información conseguida en las paginas www.que.es y www.radioestudio88.com

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.

This website uses cookies to improve your experience. We'll assume you're ok with this, but you can opt-out if you wish. Accept Read More