El nombre de Cantabria

0

El pueblo cántabro fue una de las entidades étnicas hispanas más famosas de la Antigüedad. La primera referencia escrita conocida en que se le cita se remonta casi a doscientos años antes de Cristo. Su autor, el historiador Marco Porcio Catón, afirma que el río Ebro nace en el territorio de los cántabros, dejando con ello inequívocamente localizado el solar de este pueblo en el corazón de la región cántabra. Partir de aquel momento las citas sobre los cántabros se suceden ininterrumpidamente hasta los tiempos de su dominación por los romanos, continuando después a lo largo de todo el imperio y el posterior Reino Visigodo.

Según el conjunto de estas citas, Cantabria abarcaba una extensión territorial significativamente mayor al de los actuales límites. Por el occidente llegaba hasta el río Sella, al otro lado del cual se encontraba los astures. Por el sur, incluían una parte de la montaña de León, la correspondiente al partido de Riaño, así como la zona norte de las provincias de Palencia – Cervera y Aguilar- y Burgos -Soncillo y Villarcayo-, donde se establecía la frontera con Vacceos y Turmogos. Por el oriente lindaba con los Autrigones, que se ubican en parte de la actual provincia de Vizcaya. En consecuencia, la mayor parte de las tribus cántabras, Brigantia (conocida por Julióbriga), y las fuentes del río Ebro, el principal elemento geográfico distintivo, se hallaban dentro del territorio de la hoy Comunidad Autónoma de Cantabria.

La fama del pueblo cántabro está corroborada por la gran cantidad de referencias que sobre él aparecen en los textos griegos y latinos, tanto históricos y geográficos como literarios. La razón suprema de aquella celebridad fue la tenaz y heroica resistencia que mantuvieron contra los ejércitos romanos por espacio de más de diez años, en desesperada defensa de su independencia y libertad.

Por supuesto, era el más conocido de los pueblos del norte de España hasta el punto de que los romanos bautizaron con su nombre a todo el mar que baña la costa septentrional de la Península.

Fuente

José Ramón Saiz Fernández

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.

This website uses cookies to improve your experience. We'll assume you're ok with this, but you can opt-out if you wish. Accept Read More