El misterioso asesinato de Brian Jones

0 1.009

Muchos fans de los Stones, muchas lenguas, pero..¿y Brian Jones?

Un nombre que se le escapa a mucha gente y no por eso menos importante, fundador de los Rolling Stones (el decidió el nombre, por pura casualidad) multiinstrumentista si cabe, además de hacer sus pinitos con la guitarra, manejaba a la perfección el órgano, el piano, el clarinete y el saxo alto, y fue este último su “primer pasaporte de entrada”´en el mundillo de la música.

El sonido de su fuzz guitar fue uno de los primeros en oírse en la música moderna y su apariencia escénica marcó un periodo, que por mucho que quieran, Jagger y su panda no podrán recuperar.

¿Un cuerpo flotando una piscina? ¿ Un cuerpo embalsamado en un ataúd de metal cerrado al vacío?¿Deudas con los albañiles?

Nos encontramos en el año 2006, a 37 años de la misteriosa muerte de Brian Jones, y aún, hoy en día no tenemos una teoría clara sobre qué es lo que verdaderamente pasó.

Bien, para empezar nos situaremos en la noche de la muerte de Mr.Jones, la fecha 2 de julio de 1969,el lugar Cotchford Farm, una casa de campo que había sido el hogar del autor de Winnie The Pooh, situada muy cerca de un bosque en el pueblo de Hartfield, con un gran jardín y piscina.

Un buen día, contrató a un equipo de albañiles (quería hacer reformas) encabezado por Frank Thorogood, un obrero londinense que antes había trabajado en Redlands, la casa de Keith Richards, viejo amigo del oscuro Keylock, que a su vez había hecho las labores de chofer de los Stones.

Este sería el punto de partida del que se suceden las diferentes teorías sobre su “muerte accidental” …




Una de ellas afirma que Brian había estado nadando con su novia Anna Wohlin, el ya mencionado albañil Frank Thorogood y una amiga, Janet Lawson. En un momento de la noche, Brian se quedó solo nadando en la piscina y alrededor de las 23.30, Janet lo encontró flotando, cuentan que trataron de reanimarlo, pero cuando llegó la ambulancia, unos cuarenta minutos después, ya estaba muerto.

Stephen Woolley, que ha dirigido Stoned una película estrenada recientemente sobre la vida y muerte de Jones, habla de otra versión, en la que el músico debía a Thorogood, nuestro famoso personaje,8.000 libras por unos trabajos atrasados y este intentado asustarle para que pagara sus deudas, no se le ocurrió otra cosa que meterle la cabeza bajo la piscina, pero no supo controlar bien el tiempo y el susto fue más allá y le ahogó.

Más tarde, un investigador aficionado, Trevor Hobley se plantó en Gran Bretaña y entabló contacto con Pat Andrews , la que fuera novia de Brian durante cuatro años y que también está convencida de que el músico fue asesinado. El hombre tenía sus propias teorías sobre la muerte de Jones.

Este “aficionado” tiene otro punto de vista sobre el asesinato, después de que durante dos años y medio haya logrado recopilar una serie de documentos que, en su opinión, demuestran que verdaderamente fue asesinado; Hobley cuenta que en el estudio de música metieron la cabeza de Jones en un cubo de agua para ahogarle y luego le pusieron el traje de baño e introdujeron su cadáver en la piscina.

Entre tanto, el polémico investigador, proclama que conoce a un testigo, cuya identidad no ha revelado, que estuvo en Cotchford Farm durante las seis semanas que precedieron a la muerte de Jones y que estuvo incluso al lado del músico dos horas antes.

Pero todas las teorías tienen el mismo final sospechoso, indican que el cóctel de alcohol, drogas y piscina no fue lo que acabó con su vida, sino que fue asesinado.

Su muerte, que con más inri, no fue objeto de una investigación seria, y la autopsia, hecha en un tiempo record , reveló que lo que Brian había bebido era una cantidad irrisoria comparada con lo que solía acostumbrar y se descubrió en su sangre rastros de anfetaminas y tranquilizantes; el hígado estaba agrandado y grasoso y el músculo cardíaco, dilatado.

Los expertos lo consideraron suficiente como causa de su muerte, y con las mismas lo enterraron ocho Díaz después en Cheltenham, en un ataúd de metal cerrado al vacío.

Un funeral extraño, del grupo sólo asistieron Bill Wyman y Charlie Watts, Jagger estaba en Australia y Keith sencillamente no apareció.

Todos recuerdan que Anna Wohlin siempre insistió con que Thorogood la instruyó sobre qué decirle a la policía y Keylock le ofreció dinero para que callara. Además, los Stones la hicieron firmar un documento que la obligaba a pedir autorización para dar entrevistas y, un día antes del funeral, gente del entorno del grupo la subió en un avión rumbo a Suecia.

En 1993, Frank murió, fue entonces cuando Tom Keylock le contó a Terry Rawlings, autor de un libro sobre la muerte de Jones, que el albañil le confesó en su lecho de muerte haberse “cargado” a Brian.

A estas alturas, que cada uno que saque sus propias conclusiones…

Imagen
Copyright: 1968 Mark and Colleen Hayward

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.

This website uses cookies to improve your experience. We'll assume you're ok with this, but you can opt-out if you wish. Accept Read More