El megxit

0 51

La salida de la familia real británica de los duques de Sussex, más conocida como Megxit, es el último gran escándalo que sacude a la familia real, su decisión de dar un paso atrás en sus obligaciones reales a sido muy comentado no solo por el golpe a la imagen de la familia real, sino por también el impacto positivo y negativo a la economía del país.

El 10 de enero del 2020 la reina Isabel y los príncipes Carlos, William y Harry se reunieron en la llamada “Cumbre de Sandringham” para discutir sobre la salida de la pareja de la familia. Ese mismo día la reina emitió un comunicado dando su bendición a la pareja en su vida lejos de las riquezas y ostentaciones que rodean a la realeza.

En todos los países del mundo se hicieron eco de la noticia, imágenes de Harry y Meghan ocupaban todas las portadas, los palacios se llenaron de periodistas esperando a la puerta para poder captar una imagen de la pareja abandonando el Reino Unido o de cualquier miembro de la familia.

Los duques de Sussex se mudaron en un principio a Canadá, aunque hoy en día viven en Montecito, California, con sus dos hijos Archie y Lilibeth. Dejando atrás sus títulos como altezas reales, sus asignaciones reales y la seguridad que les otorgaba el estado británico.

Cuando parecía que la marea se había calmado la pareja volvió a atacar con todo a la familia real, después de la muy polémica entrevista que le otorgaron a Oprah Winfrey, en la que contaban su verdad. En la que acusaban a la familia real de hacer comentarios racistas y de no darles el apoyo y protección que necesitaban, incluso Meghan llego más allá y hablo alto y claro sobre sus pensamientos suicidas mientras formaba parte de lo que ellos llaman “la empresa”.

Esto volvió a dividir al pueblo británico entre los que apoyan a la pareja y denuncian el trato que los tabloides británicos les dieron y entre los que creen que no son mas que mentiras para captar la atención de los medios y hacerse las víctimas. 

Nada mas terminar la entrevista se esperaba que “la empresa” hiciera un comunicado haciendo referencia a la polémica entrevista, pero como nos tiene acostumbrados la familia real guardaron silencio, el día siguiente los medios esperaban impacientes la llegada de los duques de Cambridge a uno de sus muchos compromisos, como era de esperar las preguntas solo se centraban en un tema en concreto, a la llegada los duques decidieron guardar silencio como estaba previsto pero a la salida el príncipe William se acercó a los micrófonos para decir unas cortas pero contundentes palabras “no somos una familia racista” después de decir esas palabras el príncipe William se marcho junto a su esposa Kate Middleton.

Poco tiempo después la familia real saco un comunicado desmintiendo algunas de las cosas que se dijeron en la entrevista y diciendo que se investigaría quien pregunto al príncipe Harry sobre el color de piel de su primogénito.

Esto habría una nueva brecha entre la pareja y la familia real, que con el tiempo se a conseguido crear un poco.

En mi opinión los tabloides británicos no trataron especialmente a la pareja, sobre todo a Meghan, pero también pienso que ella intenta ser como la nueva Lady Di cuando eso es muy complicado.

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.

This website uses cookies to improve your experience. We'll assume you're ok with this, but you can opt-out if you wish. Accept Read More