El inicio de un viaje

0 428

Muchos de los jóvenes que han pasado por el programa de El País de los Estudiantes han acabado formando parte de ese noble oficio que es el periodismo. Pocos tan convencidos como Juan Carlos González, actualmente miembro del departamento de prensa del Injuve y profesor asociado en la facultad de periodismo de la Complutense de Madrid. Así nos ha contado su experiencia

Cuando uno tiene clara su vocación profesional desde pequeño, encontrarse con la oportunidad de desarrollarla en sus años de secundaria y bachillerato resulta gratificante. En el proyecto ENREDADOS aprendí valores como el compañerismo, la perseverancia y el respeto por contar historias y reafirmé que el periodismo es una dedicación imprescindible para crear una sociedad crítica, inspiradora….

Entrevistando a la periodista Ana Pastor

Nuestros estudios se compaginaban con horas de redacción, producción y elaboración de contenidos periodísticos. El engranaje y funcionamiento era perfecto, organización liderada por un MAESTRO en mayúsculas, Eusebio Balbás. Cuesta encontrar a docentes tan implicados. Profesor inconformista, mente pensante. Precisamente era eso lo que buscaba en sus alumnos: pensar y reflexionar.

Un director de orquesta de 10, un equipo de profesionales, contenidos minuciosamente cuidados y elaborados ¿no son los ingredientes perfectos para el triunfo? Así fue, ENREDADOS consiguió el reconocimiento regional en numerosas ocasiones hasta llegar a Miguel Yuste (sede central de EL PAÍS) y ser premiado como el proyecto ganador a nivel nacional. Fue en 2010 y fue un galardón a tantos años de esfuerzo, a tantas generaciones de cronistas implicados. 

Juan Carlos con los hermanos Gabilondo

Gracias a esta gran oportunidad que fue ENREDADOS pude tratar temas sociales, como la crisis económica o la pre-candidatura de Santander 2016 como Capital Europea de la Cultura. Perdí el miedo que aún me quedaba entrevistando a un alcalde que llegaría a ser ministro, abrí la mente a temas que nos afectaban como institución y colectividad tales como los recortes en inversión educativa e incluso conseguí dar voz a perfiles desconocidos pero que merecían ser contados como el de mi abuelo, Arturo Pérez, veterano de la II Guerra Mundial.

En esos años, el inconformismo de Eusebio y de su orquesta de jóvenes pensantes no solo se centró en ENREDADOS. Las nuevas tecnológicas y la innovación educativa era una asignatura más en las aulas y esa implicación nos llevó a conseguir galardones como el de mejor proyecto educativo español en la sexta edición del Premio TIC. El proyecto educativo “Con otros ojos” fue reconocido entre 98 iniciativas y casi 300 profesores, como uno de los más innovadores en cuanto a prácticas de integración de las TIC en el aula.

Tras ganar el País de los Estudiantes

“Cuentan el mundo con sus ojos y tratan temas y cuestiones muy próximos a ellos”, declaró Balbás en una entrevista en 2009 al diario EL PAÍS. “No puedo enseñar nada a nadie. Solo puedo hacerles pensar”, afirmó Sócrates. Y así es como, de la propia vida que nos rodea, aprendimos a construir lo que somos. A mirar de otra manera. A pensar.

Eternamente agradecido, Juan Carlos. 

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.

This website uses cookies to improve your experience. We'll assume you're ok with this, but you can opt-out if you wish. Accept Read More