El horror vivido en el Instituto Oxford de Michigan

0 108

Hoy en día, nos enfrentamos a un grave y peligroso problema que se encuentra en su mayor auge: los tiroteos en centros educativos. Estos tiroteos se producen en todos los países del mundo, pero especialmente en EEUU, un país que recogió más de 100 tiroteos escolares en 2021. Uno de los más recientes y más devastadores es el tiroteo del Instituto Oxford (Michigan), del cual hoy os hablaré.

La matanza del Instituto Oxford de Michigan tuvo lugar el 30 de noviembre del 2021. Este tiroteo fue dirigido por Ethan Crumbley, un estudiante de la misma escuela de tan solo 15 años. A lo largo de los días previos al tiroteo, Ethan había presentado actitudes paranormales y un tanto siniestras. La mayoría de estas fueron provocadas debido a un regalo anticipado de Navidad que le dio su padre, una pistola semiautomática. A partir de ese momento, Ethan compartió fotos y vídeos de su nueva posesión por Internet. Sin embargo, lo más alarmante fue un dibujo que hizo en el instituto en el que representaba a un estudiante desangrándose, además de ser descubierto buscando munición para la pistola. Alarmados por todas estas situaciones, el colegio se puso en contacto con los padres, recomendándoles que buscaran ayuda para su hijo, a pesar de esto, estos se mostraron indiferentes. Como consecuencia, su hijo se convirtió en un asesino.

El Instituto Oxford de Michigan siempre se ha considerado un lugar pacífico el cual tiene como objetivo promover una educación que exija a sus alumnos alcanzar su mayor potencial, además de inculcar valores como el compromiso, la responsabilidad o la integridad. Nunca se creía que este llegase a ser un lugar lleno de pánico. No obstante, el día 30 de noviembre del año pasado, poco antes de la una de la tarde, Ethan salió del baño de la escuela portando la misma pistola que le había regalado su padre, provocando el mayor pavor jamás sentido por los estudiantes del colegio.

Durante 5 minutos, Ethan se dedicó a disparar a cualquier persona que se encontraba en su camino. Tanto alumnos como profesores se intentaron refugiar en las aulas y atrincherarse hasta que la policía llegara a causa de las más de 100 llamadas que recibieron de auxilio. Sin embargo, el joven no tenía intención de parar y usando alrededor de 20 balas se dirigió a las clases, haciéndose pasar por guardia civil para que le abrieran la puerta, sin embargo, muchos profesores, como muestran videos que se compartieron por internet, no se querían arriesgar. No obstante, el joven consiguió quitarle la vida a 4 personas e hirió a 7, uno de ellos un profesor.

A Tate Myre de 16 años, le han otorgado el galardón de “Gran Héroe”, debido a que como muchos testigos aseguran, dio su vida para intentar detener al atacante, corriendo hacia él, distrayéndole y neutralizándole para que no pudiese disparar al resto de estudiantes. Otra víctima fue Madisyn Baldwin, de 17 años, una brillante alumna cuya familia solo pide en su honor realizar actos de bondad, para que su espíritu siga vivo. La tercera fallecida fue Hana St. Juliana, de tan solo 14 años, cuyo equipo de baloncesto declara que ahora juegan para ella. Y finalmente Justin Shilling, de 17 años, el cual falleció un día después del tiroteo en el hospital. Con la partida de estas 4 hermosas almas, el condado de Oakland quedará abatido por muchos años, todo debido a la familia Crumbley.

¿Por qué me refiero a la familia entera para decir quién es el responsable? Básicamente porque no solo se considera culpable a Ethan, sino también a sus padres, James y Jennifer Crumbley. En cambio, ante el juez, estos se declararon inocentes de los cargos de homicidio involuntario, a pesar de haber intentado huir de la policía saliendo del condado la misma noche del tiroteo. Los fiscales, sin embargo, les acusan de “ignorar intencionadamente” las actitudes de su hijo. Además de no ayudarle a pasar las dificultades que sabían que su hijo sufría desde que su único amigo se había mudado seis meses atrás. En vez de aconsejarle, decidieron comprarle un arma el cual no estaba bajo llave e incluso se han filtrado mensajes de los padres divirtiéndose porque su hijo buscase munición para el arma. Así mismo, tras el tiroteo, los padres solo contrataron abogados para ellos olvidando a su hijo, el cual ha sido juzgado como adulto, y tiene 24 cargos en su contra, uno de ellos de terrorismo y le espera cadena perpetua si al final es declarado culpable.

Ante todas estas situaciones, se deberían de tomar medidas inmediatamente, ya que estos tiroteos no son hechos ocasionales, sino que se producen continuamente en EEUU. La principal culpable de que esto ocurra es la ley de control de armas de fuego de este país.  Para adquirir una, solo es necesario tener más de 21 años además de completar un formulario y haberte sacado la licencia de conducir. No se encargan ni de mirar tus antecedentes, comprobar tu salud mental… Debido a que es así de fácil obtener un arma, muchos jóvenes disponen de una. Lo peor de todo es que en muchas ocasiones, los padres de estas personas son conscientes de ello pero no hacen nada. Sin embargo, si luchamos todos juntos, si somos capaces de hacer razonar al gobierno Estadounidense para que cambie la ley, millones de niños no tendrían miedo de asistir a la escuela, y se crearía un mundo donde estos jóvenes solo serían conscientes del uso de armas a través de la televisión.

Fuentes de inspiración:

  • “Reconstrucción de un tiroteo mortal con muchas señales de aviso ignoradas”- Yolanda Monge (El País)
  • “Padres del sospechoso del tiroteo en Michigan ignoraron intencionadamente las señales de que su hijo era un amenaza, según fiscales-Sonia Moghe (CNN)
  • “Confirman la cuarta muerte en el tiroteo en una escuela de Michigan y acusan de “terrorismo” al sospechoso de 15 años” – BBC News Mundo
  • “El gran héroe de El American: Tate Myre”– Ignacio M. García Medina (El American)

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.

This website uses cookies to improve your experience. We'll assume you're ok with this, but you can opt-out if you wish. Accept Read More