El gobierno vasco levanta las restricciones sobre la zona del vertedero de Zaldívar

0 40

Los responsables de salud del gobierno vasco han levantado las restricciones que no recomendaban a los 50.000 vecinos de la zona del vertedero derrumbado de Zaldívar hacer deporte en el exterior o ventilar sus casas. La escombrera colapsó el pasado día 6 y dejó dos trabajadores aún desaparecidos. El estudio refleja que se ha reducido la cantidad de sustancias peligrosas como las dioxinas, furanos  y PCB que se registraron en el entorno de estas poblaciones. Las muestras se recogieron entre el 10 y el 16 de Febrero. Los científicos han destacado la importancia de analizar durante varios días el estado del aire para así apreciar la tendencia existente. La decisión se fundamenta en que los resultados no expresan peligro y que las llamas que emitían esas sustancias se apagaron este martes.

Las localidades cercanas: Ermua, Éibar y la propia Zaldívar, han manifestado en las últimas fechas de su descontento sobre la gestión del caso por parte del Ejecutivo regional. Los primeros análisis del aire revelaron que los datos no revestían peligro a menos que se tratara de una exposición prolongada e intensa, aunque el  Ejecutivo vasco planteó aun asi esas indicaciones.

La comparecencia se ha producido en la Dirección Territorial de Sanidad, ubicada en Bilbao, donde el consejero de esta cartera ha explicado que se han apoyado en nueve análisis y que estos no muestran riesgo alguno. Las muestras se recogieron cuando los incendios de los residuos de las lenguas deslizadas aún permanecían activos y arrojaban humo sobre la comarca. Los responsables de medir su grado de salubridad son los laboratorios del Centro Superior de Investigaciones Científicas (CSIC), EN Madrid, que invierten entre tres y cinco días en practicar sus informes

La situación de desconfianza social se ha reforzado con situaciones como las que ha denunciado este jueves el Ayuntamiento de Zaldívar. El Consistorio ha alertado de una posible estafa al detectar la presencia en el municipio de vendedores  de filtros para depurar el agua y estudios para determinar la calidad del suministro. Estos revelaron que el agua podía beberse con normalidad, aunque muchos vecinos han preferido comprarla embotellada durante esta crisis

El clima preelectoral se ha dejado notar desde que se produjo el derrumbamiento. Los grupos de la oposición han cargado contra el partido en el Gobierno, en el PNV, por su gestión del suceso, y quien han acusado de falta de empatía con las familias de las víctimas. Este asumió “los errores” que hubieran “podido cometer” y solo contó con el apoyo del PSOE, su socio en la Lehendakaritza.

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.

This website uses cookies to improve your experience. We'll assume you're ok with this, but you can opt-out if you wish. Accept Read More