El Egipto ptolemaico

0 551

El Egipto ptolemaico fue uno de los territorios que Alejandro magno conquistó y dominó. La que la máxima aspiración de Alejandro era vencer y conquistar a los persas por haber intentado conquistar Grecia, estuvo muy unido a Egipto y sus guerras de independencia.

Después de vencer a Darío III en la batalla de issos en el 333a.C fue recibido en Egipto como un libertador, ya que estaban sobre el dominio persa. Alejandro libera a Egipto y funda Alejandría una ciudad muy importante en la época helenística. Visito el santuario de Amón después de consultar el oráculo, Amón le revelo que era hijo suyo para contentar a egipcios y griegos ya que Amón para los griegos era como Zeus para los griegos pero no fue muy creído.

Tras conquistar todo su imperio, el más grande jamás conocido, Alejandro obligado por las presiones de sus soldados toma la decisión de volver a casa.

Divide a sus tropas en dos grupos, una por vía terrestre, con él a la cabeza y otra por vía marítima comandada por Nearco en la vía terrestre tuvieron que pasar varias penurias, enfermando Alejandro de malaria y de fiebres palúdicas. Llego a babilonia muy enfermo, muriendo allí. Siempre se barajo la hipótesis del asesinato.

A la muerte de Alejandro y al no dejar descendencia el territorio de reparte entre sus mas altos generales: una parte del imperio de oriente fue para seleuco; Grecia y macedonia para antiprato; Asia menor para antigono y Egipto para Ptolomeo.

CARACTERISTICAS

LA MONARQUIA LAGIDA O PTOLEMAICA

Es el reino del que tenemos más información gracias a los papiros. Fue el reino más homogéneo además de estable y duradero. No había mucha diversidad étnica y se superpuso la monarquía greco-macedonia a la faraónica, aunque eran reyes extranjeros,  utilizaron símbolos y maneras de los faraones, llevaban una doble política en el extranjero se comportaban como reyes y en Egipto como faraones para tener contentos a todos y que no hubiera sublevaciones.

No hubo grandes disputas sobre la división del territorio de Egipto. La capital se traslado a Alejandría, sustituyendo a Menfis, el estado era en su mayoría patrimonial aunque el clero tenia un gran poder sobre las tierras. Los que más acusaron la helenización fueron los aristócratas y las clases altas del país que se intentaron acercarse a los nuevos reyes. La mayoría del pueblo eran campesinos conocidos como laoi. Trabajaban las tierras del rey por lo que se les concia como laoi basilicoi[1] además eran arrendatarios y le daban una parte de la cosecha al rey. Dotaban de una amplia red de funcionarios y almacenes para atesorar los tesoros. Existía una fuerte presión fiscal, ya que la corte de los reyes ptolemaicos era muy opulenta, con muchos gastos, además el grueso del ejército egipcio estaba formado por mercenarios, temerosos de los ataques por mar.

En lo que respecta a la administración territorial, continuó habiendo 40 nomos, con un gobernador cada uno (nomarca). Las nomarquías se dividían en toparquías, gobernadas por un toparca y estas estaban divididas en aldeas o komai, gobernadas por un comarca. La economía estaba dirigida para la búsqueda de un mayor rendimiento, así controlaban la carencia o el exceso de agua siendo precisa la construcción de obras hidráulicas, siendo los Basilei quienes las construían y mantenían, llegando a entregar semillas a los campesinos, para controlar también la producción. A partir de Ptolomeo VI surgieron disputas en la corte cobrando más protagonismo las reinas Cleopatras ocupando el trono. Egipto ira situándose cada vez mas bajo la tutela de Roma, sin una oposición a su expansionismo ni a su intervencionismo.

ALEJANDRIA

Fundada en el 331 a.C. por Alejandro Magno, con una finalidad militar, para defender a Egipto de los ataques marítimos. Fue construida en el occidente del delta de Nilo. La ciudad se convirtió en la más grande e importante del Mediterráneo.

La ciudad se dedicaba a la producción de orfebrería, con talleres reales que se dedicaban en exclusiva a esta tarea, también destacaba en la producción de papiro y de lino para las vendas de las momias.

Los antiguos pobladores de Alejandría habitaban en una aldea llamada Rhakotis, contaban con un urbanismo hipodinámico (en forma de tablero), era una ciudad amurallada con monumentales puertas.

Los edificios más importantes son: el faro de Alejandría que era una torre de unos 110 metros de altura, iluminando y sirviendo de referencia a los barcos.

El mausoleo de Alejandro magno.

El museo[2] y la biblioteca con 7.000 volúmenes en su mejor época

Existían varios templos dedicados a iris, Serapis y Neptuno.

Contaba con casi un millón de habitantes y casas de dos pisos, era una ciudad muy cosmopolita en la que habitaban 3 comunidades: Egipcios, greco-macedonios y Judíos, aunque cada comunidad era independiente del resto y contaba con sus propias leyes. La ciudad era gobernada por un funcionario nombrado por el rey.
En sus proximidades existían lujosas villae, con exquisitos jardines, decorados con frescos, al estilo de las villae romanas.

LA RELIGION

La cultura en el Egipto ptolemaico fue de gran riqueza. Pese a la entrada de los pueblos helenísticos la cultura egipcia no decayó, sino todo lo contrario: se complementaron dos culturas en principio muy diferentes.

Uno de los rasgos más importantes de la cultura egipcia fue sin duda alguna la religión. Los egipcios practicaban una religión politeísta al igual que los griegos lo que favoreció que ambas se complementaran.

Ambas culturas habían mantenido contactos importantes anteriormente. Estos contactos llegaron a tal punto que incluso se pueden identificar deidades egipcias en un panteón de la Creta minoica. Este es el caso de la diosa hipopótamo Taweret, que fue convertida en una divinidad acuática.

De la misma manera que dioses tan importantes en el mundo egipcio como por ejemplo Amón, ya eran conocidos por los habitantes de Grecia, este era representado por una estatua de Zeus, al que se le habían colocado dos cuernos de carnero, cierto es que el culto a este dios no era nuevo para los griegos ya que se remonta a épocas anteriores a las guerras del Peloponeso. Los griegos respetaban el oráculo se siwa del mismo modo que el de Delfos o Dódona.

Por otro lado el culto al soberano era obligado. Los soberanos eran divinizados tanto por el lado griego considerándose sucesores de Alejandro (y por tanto de Zeus), como por el lado egipcio, ya que no renunciaban a descender de los antiguos faraones.

Arsinoe II Philadelphia fue divinizada tras su muerte por Ptolomeo II y honrada en su templo, el Arsinoeion. Los Ptolomeos al proclamarse semidioses no se casaron con mujeres de fuera de la familia. Esta tradición solo fue rota por Cleopatra VII. Aunque ya era demasiado tarde para renovar el linaje, es posible que sea en esta adoración al soberano donde tenga origen el culto al emperador romano.

Se produjo un aumento de la fastuosidad egipcia en los tradicionales ritos griegos y se instituyó un importante clero encargado de los ritos diarios, la celebración de las fiestas anuales, los cánticos, ofrendas y procesiones destacando los sacerdotes “puros”del templo de Serapis.

ARQUITECTURA

El templo de Horus de Edfu en la actualidad es templo ptolemaico, pero la tradición, confirmada por la arqueología, nos dice que este templo fue espléndidamente reconstruido en la III dinastía por ZOSER.

La tradición nos continúa diciendo que el templo estaba tan deteriorado por los siglos, que los faraones de las dinastías macedónicas quisieron honrarse reconstruyéndolo, conservando para el nuevo edificio la planta y hasta el estilo del antiguo templo de Zoser e Inhotep.

El templo de Edfu es el mejor conservado de todos los de Egipto, y podemos tomarlo como arquetipo de lo que fue un templo egipcio, con su sucesión de habitaciones, cada vez más oscuras, cada vez más pequeñas, con su progresión simbólica y gradual hacia el secreto del santuario, El templo era la residencia de los inmortales. Y en calidad de tal tenía que ser indestructible Es sin duda el gran patrimonio arquitectónico del Imperio Nuevo.

Las ceremonias y rituales celebrados en esta sala podían ser seguidas a lo lejos por el pueblo desde el atrio del templo dispuesto detrás de los pilones de entrada. Este patio era la antesala del santuario, estaba normalmente rodeado por columnas en tres de sus lados, que a veces presentaban adosadas estatuas de colosos. En el templo son evidentes las influencias griegas como en la orientación inusual hacia el sur, la duplicación de antesalas o la variedad en la suma de capiteles, aunque no rompían con el ideal impuesto por los sacerdotes, el templo y el patio fueron obra de los Ptolomeos  IX y X, este último se hacia llamar Neo Dionisos, y se representa como triunfador sobre muchos enemigos, en los que no tuvo reparo de incluir a griegos.

El templo de ESNA es un templo ptolemaico dedicado al dios KHNUM, aunque se sabe por los grabados de la expedición napoleónica, que en el siglo pasado aún quedaban restos de otros cuatro templos y que se localizan inventariados en las paredes de este templo.

En Esna se adoraba dos aspectos del dios creador a veces confundiéndose en un solo ente divino: khnum, el dios que moldea a las especies vivientes en su torno de alfarero y Neith, la antigua diosa de Sais que los griegos identificaron con Atenea.

Bibliografía

  • Wilkinson Richard, Todos Los Dioses del antiguo Egipto”, Oberon. Grupo Anaya, Londres 2003
  • Joaquín Córdoba Zuilo, Historias del viejo mundo Historia 16
  • Husson Genevieve, Valbelle Dominique, Instituciones de Egipto, ed. Cátedra
  • Bravo Gonzalo Historia del mundo Antiguo una introducción crítica, Ed Alianza
  • Vazquez hoyos, Ana Mª Historia antigua universal: próximo oriente y Egipto Tomo I (2ª parte) UNED Madrid
  • Lozana Velilla Arminda El mundo helenístico Ed. Síntesis Madrid 1993

[1] Campesinos que trabajaban las tierras del rey, Basileus = rey

[2] en la época el museo era el lugar donde se adoraba a las musas

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.

This website uses cookies to improve your experience. We'll assume you're ok with this, but you can opt-out if you wish. Accept Read More