El doctor Jesús Ezquerra

0 535

Jesús Ezquerra Carrera, natural de Torrelavega, se licenció en farmacia y acabó sus estudios postdoctorales en la Ohio State University. Actualmente dirige el equipo de investigación de la empresa Lilly donde trabajan para inventar curas contra las necesidades médicas no cubiertas.

¿En qué momento entró en contacto con el mundo de la ciencia?

Desde pequeño he estado interesado en la química ya que mi padre ejercía de químico y en mis últimos años de colegio decidí estudiar farmacia.

¿Cuándo decidió que la investigación iba a ser su vida?

Decidí dedicarme a la investigación en el momento en el que comencé la tesis.

¿Dónde comenzó su formación científica?

Empecé desde el colegio, seguí en la universidad y en la estancia postdoctoral. Actualmente sigo aprendiendo en el laboratorio en el que trabajo porque “la formación científica nunca termina”.

¿Por qué se ha centrado en el tema de la hepatitis C? ¿Dónde y con quién?

En el laboratorio en el que trabajo nos dedicamos a inventar curas contra las necesidades no cubiertas. El objetivo de los investigadores es encontrar la cura definitiva para una enfermedad, pero no siempre es posible. Consiguiendo avances estás haciendo que otras personas que vienen detrás tengan que seguir avanzando, para entendernos, pones el listón más alto. Esto es una mejora continúa, estimula a los investigadores a continuar con las enfermedades todavía no cubiertas. La hepatitis C es una enfermedad vírica, el tratamiento que hemos desarrollado, llamado Telaprevir,  mata el virus de la hepatitis en un tiempo más corto que los tratamientos convencionales y tiene un mejor perfil de efectos secundarios.

¿Qué importancia tiene esta investigación desde el punto de vista social y medio? ¿Qué mejora? ¿Qué consecuencias tiene?

La Hepatitis C desarrolla cirrosis o cáncer de hígado. Tiene una fácil transmisión. Es prevalente en China y en países del tercer mundo donde los controles son menores.

El poder curarla es importante desde el punto de vista social y también económico, porque cuando una persona tiene esta enfermedad ocasiona muchos gastos en tratamientos y trasplantes. Telaprevir cura la Hepatitis C  bajando la tasa viral hasta hacerla desaparecer. Ahora bien, una vez curado puedes volver a coger la enfermedad,  lo que quiere decir que no quedas inmunizado.  Telaprevir está a la venta desde el 2011 y en los primeros dos años se vendió más de mil millones de dólares.  Como dijo Steve Jobs: “Incluso los que creen en Dios y piensan que la vida eterna es lo mejor

¿Qué supone investigar un medicamento?

Se puede tardar unos diez o quince años estadísticamente. Se dice que solo una de cada diez mil moléculas es la que llega al mercado convertida en medicamento. El coste económico medio es de entre mil y mil quinientos millones  de dólares.

¿Cuál es su valoración de los investigadores jóvenes y cómo va a influir en España?

Los investigadores españoles en la actualidad están sufriendo los recortes, lo cual redunda en su formación. Esto nos afectará dentro de unos años, habrá un desfase generacional y nos hará menos competitivos científicamente. Es una pena que la calidad científica que ha causado el país en los últimos veinte años se pierda por una visión cortoplacista y no pensar que el investigar es una buena inversión a largo plazo. En mi caso, hice la tesis doctoral con una beca del FISS y los estudios postdoctorales con una beca de la OTAM. A día de hoy, los programas de becas se han reducido mucho, así como los planes nacionales de investigación.

En su opinión, ¿cómo debería ser una ley de mecenazgo en España? ¿Qué ley hace que no exista?

Creo que se deberían impulsar medidas fiscales que favoreciesen el mecenazgo para investigaciones relacionadas con las enfermedades que a día de hoy no tienen una solución terapéutica efectiva. Por ejemplo: Alzheimer y enfermedades neurodegenerativas, enfermedades raras o enfermedades tropicales (malaria, Chagas), cáncer). La financiación de la investigación pública con fondos privados en un marco competitivo, supondría un aliciente para los investigadores ya que podrían aplicar a estos fondos privados para desarrollar su investigación. Las empresas o particulares que participasen en estos programas de mecenazgo tendrían que tener un tratamiento fiscal ventajoso, por el dinero destinado a esta actividad, que les resultase atractivo y que podrían incluir dentro de sus actividades de Responsabilidad Social Corporativa (RSC).

¿Cuántos sacrificios sufre un investigador a nivel personal?

Ninguno mientras estés haciendo lo que te gusta. Ni más ni menos que alguien que se dedica a lo que le gusta. Como bien dijo Camilo José Cela, “para el éxito sobra el talento, para la felicidad ni basta”. ?

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.

This website uses cookies to improve your experience. We'll assume you're ok with this, but you can opt-out if you wish. Accept Read More