“El diario de Ana Frank”

0 208

El diario de Ana Frank, es la historia de una niña judía de 13 años que cuenta la invasión nazi de Holanda, y como tuvo que esconderse en una buhardilla junto con otros siete judíos, hasta que fueron descubiertos y enviados a campos de concentración.

Ellos se esconden allí para evitar los nazis se los lleven a campos de concentración, la buhardilla en la que se esconden está situada en las oficinas en las que el padre de Ana trabajaba antes de verse obligados a ir a vivir allí, y son los protectores de la familia y algunos de los compañeros del padre de la niña quienes les ayudaban proporcionándoles la comida y más cosas arriesgándose a ir a prisión, que era la pena ya que Adolf Hitler había ordenado imponer a quien ayudase a unos judíos refugiados. Al principio los ex compañeros de Otto Frank (padre de Ana) dijeron al resto de trabajadores que tras esa puerta no había nada, pero más tarde debido al riesgo de ser descubiertos, estos taparon la puerta con un gran armario.

Al principio en la primera parte del libro Ana narra cuenta como era su vida antes de ir a vivir como escondidos, hablando de la escuela, sus amigos, aficiones…

En el primer periodo como escondidos Ana no consigue adaptarse a la situación y lo pasa verdaderamente mal, ya que todos la toman como a una niñata estúpida y creída que se cree más inteligente que los demás, así que ella tan solo confía en su padre, el cual ella consideraba un gran ejemplo, en cambio respecto a su madre, le parecía que era el peor ejemplo de una mujer, y no solo no la soportaba sino que también dice que no la quiere, y quiere aspirar a algo más en la vida, no solo pasarse el día fregando y barriendo, que era lo que ella veía de su madre, ya que tampoco realizaba ninguna otra tarea ni actividad.

En el estado en el que estaban encerrados todos en una buhardilla, les ponía a todos de mal humor, lo cual dio lugar a que no consiguieran entablar una buena relación con la otra familia, y menos con Dussel, un viejo dentista del pueblo llego un año más tarde y estaba siempre de mal humor  y protestando, aunque todo eso no impidió que Ana tuviese una relación amorosa con Peter, el hijo de los Van Dan (apellido de la otra familia escondida junto a ellos). Ana también cuenta lo aburrido y largo que era aquello, ya que era todos los días lo mismo, y algunos de los problemas de vivir allí, como era mandar un zapato al zapatero y que tardase al menos cuatro meses en regresar.

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.

This website uses cookies to improve your experience. We'll assume you're ok with this, but you can opt-out if you wish. Accept Read More