El desastre de Aznalcollar

0 32

El desastre de Aznalcóllar fue el mayor desastre ecológico de la minería de toda Europa y el segundo de todo el mundo. Este desastre se produjo en el parque nacional y Natural de Doñana, en Andalucía, el 25 de abril de 1998, causado por la rotura de la Balsa Minera de Aznalcóllar.

Todo comenzó con un fuerte ruido, como una explosión, después de muchos años de presión sobre el subsuelo arcilloso en el que se había levantado la balsa de decantación de la presa, entonces propiedad de la empresa sueca Boliden, las tierras no aguantaron más y se deslizaron lateralmente a unos 14 metros de profundidad, arrastró consigo todo lo que quedaba encima y provocó una reacción en cadena que acabó dejando un hueco de 50 metros en el muro de contención.

Los residuos alcanzaron enseguida el curso del río agrio y de allí siguieron río abajo por el Guadiamar de camino a Doñana.

 La riada tóxica estaba compuesta en un tercio por O₂ y el resto por aguas ácidas con gran cantidad de metales pesados en disolución. Más de 4.500 hectáreas de tierras de cultivo y terrenos cercanos al parque de Doñana, quedaron directamente contaminados, la filtración posterior de los contaminantes en el subsuelo agravaría todavía más el impacto.

Pero en las primeras horas la mayor preocupación era evitar por todos los medios que el escape entrara en Doñana, para ello se levantaron tres muros que detuvieron el avance del vertido. En las operaciones de retirada del O₂ se llegaron a utilizar 500 camiones y hasta 1600 personas participaron en la limpieza manual de las zonas delicadas, los trabajos se prolongaron durante casi 8 meses.

Esta tragedia tuvo graves consecuencias: murieron miles de peces y aves, los acuíferos sufrieron una gran contaminación y se alcanzó el récord mundial de concentración de metales pesados en aves acuáticas.

Según Ecologistas en Acción se retiraron 30 toneladas de aves y peces muertos y 7 millones de metros cúbicos de lodos. También a consecuencia de este desastre ecológico 5.000 personas perdieron su puesto de trabajo y causo una pérdida de 1.800 millones de pesetas.

Desde que se produjo esta catástrofe ecológica la legislación ha evolucionado para impedir que se vuelvan a producir este tipo de accidentes: la ley de Responsabilidad Medioambiental de 2007 establece que quien contamina, paga.

Todo esto se ha establecido para prevenir, evitar y reparar los daños medioambientales.

Aunque este desastre puede que se vuelva a producir según lo han indicado las organizaciones conservacionistas más importantes del país como Greenpeace, Ecologistas en Acción etc, ya que existe otra mina histórica en Huelva llamada Riotinto, en la que al igual que en Aznalcóllar, se acumulan toneladas de residuos altamente peligrosos en condiciones que, según estas organizaciones ecologistas, no son las más adecuadas.

BIBLIOGRAFIA:

Chema Rodríguez (s.f.). El desastre de Aznalcóllar: el riesgo se duplica 20 años después. Obtenido de

https://www.elmundo.es/andalucia/2018/04/25/5adf60a4268e3e02238b466f.html

Júlia Oller (s.f.). Aznalcóllar, la catástrofe medioambiental que pudo haberse evitado. Obtenido de

https://www.infolibre.es/veranolibre/aznalcollar-catastrofe-medioambiental-pudo-haberse-evitado_1_1186374.html

Conocido, A.n (s.f.). Desastre de Aznalcóllar. Obtenido de

https://es.wikipedia.org/wiki/Desastre_de_Aznalcóllar

Imagen El correo de Andalucía

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.

This website uses cookies to improve your experience. We'll assume you're ok with this, but you can opt-out if you wish. Accept Read More