El Cid

0 260

Rodrigo Díaz de Vivar fue un caballero castellano del siglo XI al que la leyenda convirtió en el héroe más destacado de la Reconquista. Vivió durante los reinados de Fernando I de León y Castilla, Sancho II de Castilla y Alfonso VI de León y Castilla. En el curso de sus campañas militares llegó a establecer un sólido protectorado en los reinos de Zaragoza y Valencia, plaza que mantuvo, hasta su muerte a la edad de 51 años.(1048-1099)

Al año siguiente, 1067, al vencer al rey moro Muqtadir, la crónica hebrea de José ben Zaddic de Arévalo ‘mío Cid’, es decir ‘mi señor’, expresión con la que lo nombraron desde entonces sus vasallos de frontera.

Después de la derrota sufrida el 23 de octubre de 1086 en los campos de Sagrajas, Alfonso VI reconoció algunos errores políticos, los cuales habían motivado la invasión de los almorávides de Yusuf. Esta situación lo movió a reconciliarse con Rodrigo en la primavera de 1087

Los nobles de la época culpaban al Cid de mercenario.

Poco menos de un año después de la toma de Murviedro, el 10 de julio de 1099, el Cid murió

El libro transcurre durante el siglo XI .En esa época los reinos taifas sufrieron una gran crisis tras la muerte de Almanzor tal fue que se disolvió el Califato de Córdoba en el 1031 de manera que ciudades como Almería, Murcia, Alpuente, Arcos, Badajoz, Carmona, Denia, Granada, Huelva, Morón, Silves, Toledo, Tortosa, Valencia y Zaragoza fueron independizándose del poder central de Córdoba. El Cid tuvo más repercusión en reinos como Zaragoza o Valencia donde murió.

El Cid participó en numerosas batallas:

Cabe que te destaquemos: la batalla de Graus (1063), la batalla de LLantada (1068), la batalla de Golpejera (1072), la batalla de Cabra (1079), la batalla de Tévar (1090), la batalla de Cuarte (1094), y la batalla de Bairén (1097).

También conocida como La Tizón es la espada más famosa de la época medieval española.

El Cid logró esta espada tras conquistar Valencia y vencer al rey Búcar de Marruecos.

Su nombre proviene de la palabra latina titio cuyo significado es “brasa ardiente”

La Colada Es, sin duda, la menos conocida de las espadas de Rodrigo Díaz de Vivar. Según cuenta la leyenda, El Caballero español obtuvo esta espada como botín de guerra tras derrotar a Remont Verenguel, Conde de Barcelona durante la batalla de Tévar.

Imagen Boolino.es

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.

This website uses cookies to improve your experience. We'll assume you're ok with this, but you can opt-out if you wish. Accept Read More