El asalto a las baterias de Brécourt Manor

0 54

Se desarrolló el 6 de junio de 1944, fue una parte muy importante de la invasión del ejército aliado en las playas francesas de Normandía, la denominada operación “Overlord”, ó el famoso día D.

Esta misión se llevó a cabo porque estas piezas de artillería alemanas, estaban batiendo las playas de Normandía, en concreto en la playa de Utah, provocando muchas bajas aliadas.

Fue llevado a cabo por un regimiento de infantería paracaidista americana, concretamente por el 506º regimiento de infantería paracaidista de la 101ª aerotransportada.

Debido a la fuerte potencia de los ataques antiaéreos del ejército alemán, los paracaidistas aliados, se disgregaron al completo, quedando fuera de sus unidades y de los objetivos marcados.

Las baterías estaban muy bien defendidas, pues estaban rodeadas de unas redes de trincheras, altamente defendidas, pues describían una hilera de dos trincheras paralelas, divididas por una zona limpia, en una parte estaban tres MG-42, batiendo la zona, y ofreciendo fuego de cobertura al lado opuesto, y en la otra parte estaban los cuatro cañones de 105mm de artillería, bien cubiertos por las ametralladoras MG-42.

Las fuerzas aliadas, estaban compuestas por una veintena de paracaidistas del 506º.

Los aliados dividieron sus fuerzas en tres, por un lado, el teniente “Buck” Compton asaltaría una de las trincheras junto con otros dos soldados, mientras que por otro lado el Sargento Lipton abriría fuego de cobertura desde un lateral junto a Mike Ranney, un soldado de primera. Y por otra parte el oficial al mando de la Compañía Easy, el teniente Winters, asaltaría todo lo demás junto al resto de la compañía.

Tras el comienzo del asalto, la estrategia aliada triunfó. Pues en el asalto, la Compañía Easy no sufrió bajas, solo tuvieron un herido, el soldado Wynn. Él pudo volver arrastrándose al centro de mando, pues el disparo le había dado en una pierna.

Justo antes de tomar el último emplazamiento, apareció el teniente Ronald Spears, oficial al mando de la compañía D, con una parte de su compañía, cuatro soldados y él, la que pudo reunir, heroicamente tomo el último emplazamiento, con muchas bajas, tantas que solo quedó el de la compañía, todos sus soldados fueron aniquilados excepto él.

Tras esta dura misión, los integrantes de la compañía Easy, recibieron varias condecoraciones gracias al sufrimiento y a la rapidez con la que realizaron dicha misión.

Las condecoraciones y medallas que recibieron fueron, para el oficial al mando, el teniente Richard Winters, la cruz por servicios distinguidos; una estrella de plata para el Sargento “Buck” Compton, el soldado Guarnece y el soldado Lorraine, mientras que a los demás recibieron una estrella de bronce, como a los soldados Walter Hendrix, Donald Malarkey, John Plesa, Joseph Toey, Cleveland Petty, Myron Ranney y Robert Wynn, y al sargento Carwood Lipton.

Esta estrategia de asalto a unas piezas de artillería, pensadas por la unidad de inteligencia de la compañía, ahora mismo se toma como ejemplo de cómo tomar una base de artillería en las academias de infantería de casi todos los ejércitos, como el americano, español, italiano, francés… incluso el alemán, no solo porque acabaron tomando la posición de los cañones, sino por el número de bajas, que no llegaron a diez, cuatro bajas y dos heridos, pero hubo más motivos por los que esta misión ha pasado a la historia, como la rapidez en realizar los objetivos de destruir los cañones.

Imagen de la serie “Hermanos de Sangre”, reproducida por la revista “Desperta Ferro”.

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.

This website uses cookies to improve your experience. We'll assume you're ok with this, but you can opt-out if you wish. Accept Read More