“El arte de volar”

0 175

“El arte de volar” es una novela gráfica escrita por Antonio Altarriba e ilustrada por Kim. La editorial de este comic lleva el nombre de “Edicions de ponent”. Este comienza con el suicidio de Antonio Altarriba Lope el 4 de mayo de 2001 desde la cuarta planta de la residencia geriátrica de Lardero (La Rioja) en la que residía. Continúa luego con la narración de su vida, la cual se estructura en cuatro capítulos.

Antonio Altarriba Lope nació en Peñaflor de Gállego (Zaragoza), pero la vida en el pueblo no le interesa y con 15 años se escapa a la capital, pero a los tres meses tiene que volver a Peñaflor. Cuando su amigo Basilio muere en un accidente conduciendo un vehículo, se marcha otra vez a Zaragoza, donde encuentra alojamiento en la pensión de Carlota, pero no trabajo. Tras realizar el servicio militar, encuentra finalmente un trabajo estable como vendedor de máquinas de coser. Descontento con el triunfo del levantamiento militar en la ciudad al inicio de la Guerra Civil Española, decide desertar en cuanto sea movilizado, así que visita por última vez Peñaflor para despedirse. El 29 de noviembre marcha al frente, y pronto se pasa al otro lado. Con tres de ellos (Mariano, Pablo y Vicente) forja una “Alianza de plomo”. En el país vecino son recluidos en un campo de concentración hasta que, Antonio es destinado a trabajos forzados como leñador, donde conoce a Amadeo Martínez García. Ambos se fugan juntos con la esperanza de conseguir papeles de alguno de los conocidos de Martínez, pero son arrestados y conducidos al campo de Agda. En unos días se le traslada a una granja donde la familia Boyer le acoge cariñosamente. También se reencuentra con Pablo y terminada la guerra, vuelven los dos a Marsella, dedicándose al mercado negro del carbón. Tras conocer la muerte de su madre, abandona el negocio y visita a Mariano, el último de sus amigos ex-combatientes, que le informa de que la CNT ha admitido su derrota. Antonio elige entonces volver a Zaragoza. Otra vez en la pensión regentada por Carlota trabaja como chofer de Doroteo, marido de su prima Elvira. Conspira así con su prima y otros empleados para arruinar a Doroteo, y recibe una parte de su maquinaria en compensación. Gracias a ello, puede montar su propia empresa de galletas aunque es traicionado y queda en la bancarrota. Ya en una residencia de ancianos en Lardero, entabla nuevas amistades, pero cuando éstas mueren, empieza a angustiarle el sentimiento de haber malgastado su vida. Tras un fallido intento de suicidio, es ingresado en un centro psiquiátrico. De vuelta en la residencia y cesada la medicación, lo vuelve a intentar.

Parte de esta historia se desarrolla en la Guerra Civil Española, la cual comprende desde 1936 a 1939 y enfrentaba al bando republicano y al bando nacionalista. El bando republicano estaba formado por el gobierno, junto con sindicatos, comunistas, anarquistas, obreros y campesinos, y en el bando nacionalista estaba la parte rebelde del ejército, la burguesía, los terratenientes y las clases más altas. El bando republicano estuvo apoyado por la Unión Soviética y por las democracias europeas, mientras que el bando nacionalista tuvo el soporte de los gobiernos fascistas de Alemania y de Italia, lo que supuso su mejor armamento.

Tras la victoria del general Franco y del bando nacionalista, comenzó una dictadura en el país que duró casi 40 años. A pesar de que el bando de Franco había recibido ayuda alemana, el dictador decidió no involucrarse de manera directa en la posterior II Guerra Mundial, ya que el estado en el que se encontraba España tras su guerra civil era lamentable. Solo fueron en apoyo de los alemanes un pequeño grupo de voluntarios.

Durante toda la dictadura de Franco, España sufrió un aislamiento internacional, pero que se fue debilitando con el paso de los años. Como el dictador español quería que se reconociera a su país a nivel internacional, poco a poco comenzó un cierto tipo de mejoras en la vida social. En la década de los años 50, España fue aceptada como miembro de las Naciones Unidas y en 1970, Franco nombró al príncipe Juan Carlos como su sucesor en el mandato.

La idea de Franco era que Juan Carlos siguiera a la cabeza de la dictadura que había llevado durante muchos años, pero tras la muerte del dictador en 1975, el Rey Juan Carlos I fue coronado e instauró de nuevo la democracia en España que dura hasta nuestros días.

Imagen rebeldedemule

Fuente wikipedia

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.

This website uses cookies to improve your experience. We'll assume you're ok with this, but you can opt-out if you wish. Accept Read More