El Arles de Van Gogh

0 205

En este cuadro, Van Gogh quiso transmitir el desasosiego humano, pero en realidad demostró su angustia. Esta habitación resume la pintura del autor, donde cualquier objeto cuenta con vida propia, gracias a la violencia de la pincelada y de la perspectiva de sus obras, hoy carisímas, pero que en su época no gustaron. Nunca vendió ningún cuadro.   Vincent Willem van Gogh nació el 30 de marzo de 1853 en Groot Zundert (Holanda). Su vida estuvo marcada por la búsqueda espiritual y por crisis nerviosas. En 1878, se matriculó en una escuela de evangelización para predicar y atender a los pobres de una región minera de Bélgica En 1886 viajó a París y conoció el impresionismo. En 1888, se trasladó a Arlés, en la Provenza francesa, en busca de la luz y la naturaleza Un año después ingresó en el hospital psiquiátrico de Saint-Rémy y en 1890 marchó a Auvers, cerca de Paris, para buscar la ayuda del doctor Paul Gachet El 27 de julio de 1890 se disparó un tiro y murió.   En 1888, Vincent alquiló la Casa Amarilla en Arlés, habilitó la habitación mayor como estudio-dormitorio y se propuso establecer allí una comunidad de artistas. El pintor la decoró con estampas japonesas y retratos de conocidos (algunos de ellos aparecen en las tres versiones que pintó de La habitación). Persuadido por Theo, hermano de Vincent, Paul Gauguin vivió dos meses con el pintor holandés (una pelea entre ambos llevó a Vincent a automutilarse una oreja). La casa fue bombardeada durante la Segunda Guerra Mundial. En octubre de 1888, Vincent escribió a Gauguin: «He hecho un cuadro de mi habitación y un interior de una sencillez a lo Seurat, con colores planos, aplicados someramente, sin disolver. Mi intención era expresar el reposo a través de estos tonos tan distintos. Ya verá el cuadro y hablaremos de por qué a veces no sé qué hago, pues trabajo como un sonámbulo».   Las leyes de la perspectiva no se cumplen: las sillas, a diferencia de los objetos del fondo, se miran desde arriba y el suelo parece a punto de hundirse.Todo refleja angustia pese al deseo de tranquilidad del pintor.   El óleo es un compendio de los géneros pictóricos occidentales: el retrato, el paisaje, el bodegón (la mesa con objetos) y, enmarcándolos, una escena de interior. la habitación. Los cnlicos han interpretado la duplicidad de objetos como una necesidad de compañía.   Tras conocer el impresionismo Van Gogh se centró en Arlés en la comunicación del color en sí mismo. En La habitación, eliminó las sombras, pero delimitó los contornos de los objetos con líneas oscuras para acentuar su volumen.   Van Gogh alternó el uso del pincel y la espátula para crear gruesas manchas de color planas, amplias y homogéneas. La pincelada suelta se aprecia sobre todo en la parte izquierda del cuadro, sin olvidar el detallismo de los objetos. Las violentas pinceladas del holandés, mediante líneas convergentes y divergentes, ritmos zigzagueantes y grandes manchas de color, transmiten el estado de ánimo cambiante del autor.    

La habitación de Arles (1888)

Vincent Van Gogh (1853-1890)

Pintura contemporanea, impresionismo

Museo Van Gogh, Amsterdam

óleo sobre lienzo (72 x 90 cm)

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.

This website uses cookies to improve your experience. We'll assume you're ok with this, but you can opt-out if you wish. Accept Read More