Egipto y el mundo de los muertos

0 11

Pablo Sánchez –

El libro de los muertos es una recopilación de consejos para que una persona muerta llegara a la nueva vida según la cultura egipcia.

Escribieron estos consejos en papiros, en sarcófagos, en las paredes de las tumbas e incluso en las vendas que usaban para envolver a los muertos.

Los antiguos egipcios estaban obsesionados por alcanzar la vida eterna.

Un egipcio moría cuando su energía abandonaba su cuerpo y dejaba de existir en la tierra.

En ese instante según sus creencias, su alma iba a encontrarse con los dioses egipcios para la realización de su juicio.

En su viaje el muerto era llevado ante Osiris para que pesasen su corazón en una balanza delante de la diosa de la verdad y la justicia representada por una pluma.

Todos aquellos que durante su vida habían sido buenos, la balanza quedaba en equilibrio y pasaban a disfrutar de una nueva vida como espíritus transfigurados.

Todos los demás en los que la balanza no quedaba equilibrada eran juzgados como malos, y por ello eran enviados a la diosa Amemet (La Tragona) que es representada según los dibujos encontrados en su parte posterior como un hipopótamo, la parte anterior de león y con una cabeza de cocodrilo del rio Nilo.

Tras la muerte de la persona los egipcios creían que el sarcófago o las esculturas eran la morada eterna del espíritu vital, es por ello que se creyó la necesidad de alimentarlo con todo aquello que solía formar parte de la vida cotidiana del difunto.

Una vez que la momia había sido preparada, el sacerdote realizaba el Ritual de la apertura de la Boca, el difunto emprendía un viaje subterráneo desde el oeste hacia el este, como Ra, el sol, que tras ocultarse vuelve a su punto de partida. Durante este trayecto el fallecido, montado en la barca de Ra, se enfrentaba a seres peligrosos que intentarían impedir su salida por el este y renacer. Apofis con cuerpo de serpiente trataba de impedir el avance de la barca.

El alma del fallecido tenia la posibilidad de dirigirse al campo de paz, acceder al cielo para vivir como las estrellas, ser uno más en el mundo superior, viajar con Ra en su barca solar o bien una combinación de estas cuatro cosas.

Los faraones y los egipcios ricos eran enterrados junto a sus servidores y sus objetos más preciados para acompañarlos en su nueva vida, los que no eran tan ricos solo eran enterrados con estatuillas y pequeños grabados.

En el imperio antiguo solo el faraón tenía derecho a conocer estas instrucciones y hechizos, pero con el paso de los años todos estos conocimientos llegaron a formar lo que se conoce como el libro de los muertos, eso sí solo el que pudiera pagarlo tendría acceso a él.

Consta de 190 capítulos de fórmulas mágicas y rituales ilustradas con dibujos, los sacerdotes de los principales centros de culto trataron de ponerlas en orden .Se llamaban los papiros de Ani, en estos papiros el texto se escribía dejando en blanco el lugar correspondiente al nombre del difunto después el hueco era rellenado con el nombre del comprador, el precio de estos era bastante más económico que el de los que se hacían por encargo que podían llegar a costar un deben de plata que era la mitad de la paga anual de un campesino.

Imagen Rtve

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.

This website uses cookies to improve your experience. We'll assume you're ok with this, but you can opt-out if you wish. Accept Read More