Ecologismo

0 12

Todos hemos oído hablar alguna vez de Greenpeace, una asociación fundada en 1972 que tiene su origen en Vancouver (Canadá), cuyo principal objetivo es defender la biodiversidad y concienciar acerca de asuntos primordialmente medioambientales. Sus incansables luchas y protestas contra el cambio climático han sido y siguen siendo referentes para muchos otros grupos, activistas y movimientos e impulsan valores tan relevantes como la sostenibilidad, la importancia de la biodiversidad, la conservación de los ecosistemas junto a la regeneración de sus recursos naturales y la necesidad de reducción de la contaminación para el mejore de la vida urbana.

Las organizaciones ecologistas, como la anteriormente nombrada, surgieron y asentaron firmemente sus bases y principios de la mano del movimiento conocido mundialmente como “ecologista”, que apela su significado a “el estudio del lugar donde se habita, la “casa”, en un sentido amplio”. Para conocer su origen y el porqué de su magnitud y gran influencia en el siglo XXI tenemos que remontarnos a los años 60 del siglo XX , fechas en las que surgió este movimiento principalmente social aunque también influyente en ámbitos políticos y económicos. Esta revolucionaria corriente se fundamentaba en la protección del medioambiente sin ánimo de lucro e incluso se extendía por diversas ramas que influyen de forma tanto directa como indirecta en el cuidado de nuestro querido planeta Tierra y en el nuestro propio, sus ciudadanos.

Siempre hay una gota que colma el vaso y provoca el fenómeno conocido como “acción-reacción”. En este caso, fueron diversos acontecimientos perjudiciales para el medioambiente tales como incidentes con vertidos petrolíferos y nucleares procedentes de las fábricas, los que hicieron derramar el vaso de la paciencia de los ciudadanos e hizo encender todas sus alarmas. Se activó una iniciativa para actuar conjuntamente, en un principio impulsado por grupos extraparlamentarios contrarios al capitalismo, con el propósito de promover un conjunto de ideas que posteriormente serían reconocidas como las bases del ecologismo.

Por otro lado, podemos ubicar el origen del ecologismo a modo de respuesta a un hecho histórico como es la revolución industrial, la cual tuvo lugar en el siglo XIX. Durante este período de tiempo tuvieron lugar gran cantidad de protestas con motivo de las pésimas condiciones laborales que sufrían miles de trabajadores debido a la contaminación que irradiaban las fábricas, sus máquinas y el desastre provocado por los materiales empleados, como el carbón. El conjunto de despropósitos y malas situaciones de vida sirvieron como revulsivo y propiciaron que el ecologismo comenzase a ser una ideología en la sociedad, especialmente entre la burguesía, como ocurrió en Gran Bretaña.

Nuestro país supo comprender el mensaje que quiere transmitir el ecologismo y también se sumergió en su combate contra las acciones dañinas para el medioambiente. Su actuación consistió en una multitud de luchas sociales por la protección de espacios naturales y de especies, y se situaba en contra de métodos empleados en fábricas, centrales nucleares y su polución. No fue una actuación individual, sino que las personas denominadas “naturalistas” fueron acompañadas por una ingente variedad de apoyos en diversos formatos, desde publicaciones en libros y revistas como el libro escrito por Rachel Carson titulado “Primavera Silenciosa” , hasta la creación de grupos ecologistas de los cuales destaca la Asociación Española para la Ordenación del territorio y el Medio Ambiente.

A día de hoy nos enfrentamos a alertas medioambientales como el calentamiento global y el cambio climático. Esto nos hace pensar que debemos seguir luchando por alcanzar un equilibrio entre los entornos naturales y el desarrollo de los seres humanos mediante la comunicación y la correcta toma de decisiones. Asimismo, tenemos que trabajar en la concienciación individual y colectiva y llegar a su cúspide.

Si echamos la vista atrás vemos que se ha recorrido mucho camino, pero teniendo consciencia vigente y mirando al frente nos encontramos con un largo camino indefinido por peregrinar, y como dijo Antonio Machado `Caminante, no hay camino, se hace camino al andar`.

Sigamos evolucionando, sigamos creciendo, sigamos actuando y sigamos cuidándonos.

Bibliografía:

https://www.politocracia.com/ideologias/ecologismo/ – Francisco Blanco. Politocracia. Ecologismo: historia, ideología y características. 27/12/2019

https://www.diagonalperiodico.net/inicios-del-ecologismo-estado-espanol.html  – Ladislao Martínez. Diagonal. Los inicios del ecologismo en el Estado español. 16/03/2011

https://www.paxaugusta.es/2019/09/historia-del-ecologismo-entre-la.html – Gustavo Adolfo Ordoño. Pax Augusta. Historia del ecologismo, entre la filosofía y el movimiento social.

Imagen:Los primeros activistas y fundadores de Greenpeace, muchos objetores de conciencia de la Guerra de Vietnam. 09/11/2019

https://www.bbvaopenmind.com/ciencia/medioambiente/ecologia-ecologismo-la-antigua-grecia-al-activismo-medioambiental/ – Sara González. OpenMind. Ecología y ecologismo: de la antigua Grecia al activismo medioambiental. 19/10/2020

https://culturacientifica.com/2020/12/15/historia-del-movimiento-ecologista/ – Órbita Laika. Cuaderno de cultura científica .Video sobre la historia del movimiento ecologista. 15/12/2020

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.

This website uses cookies to improve your experience. We'll assume you're ok with this, but you can opt-out if you wish. Accept Read More