Cuatro esquinitas tiene mi gobierno

0 563

No tengo un especial interés por la política, pero ya que por primera vez puedo ser partícipe de la democracia, me propuse ver los diferentes debates electorales televisados, lo que encontré me dejó sorprendido…

Es irrelevante de cual de los dos debates hablemos (TVE o Atresmedia), de hecho no lo voy a concretar, por que la crítica aquí escrita es aplicable a todos los debates, y a todos los candidatos. El resumen general de los candidatos es el siguiente:

De un lado tenemos al PP, con Pablo Casado al frente, cuyo principal argumento es lo mal que va todo con el PSOE y lo maravilloso que es todo con el Partido Popular, además de plantearse como la única alternativa real para echar a Pedro Sánchez. Todo esto con una sonrisa, orgullosa, bastante más propia de un anuncio de dentífrico que de un candidato que debería defender su posición, eso sí para jugar al póker le viene que ni pintado.

Si seguimos a la izquierda, nos encontramos con Ciudadanos y un Albert Rivera, que sin duda ha sido el protagonista; en el primer debate resultó bastante destacable, intentó ser el personaje principal y, a base de algunos cortes y zascas –y de demostrar la existencia de la cuarta dimensión o si no ya me explicarán de donde saca tantos artilugios- consiguió algo de repercusión en las redes sociales: si bien es cierto que en el primer debate logró mezclarlo en cierto modo con argumentos ‘maduros’, en el de Atresmedia sacó su lado más infantil, intentando hundir al resto de candidatos a base de interrumpir, de hacer cortes que, sin gracia, molestaban más de lo que aportaban y de hablarle a Pedro Sánchez como si se conocieran de toda la vida: ‘Relájese que le veo nervioso’ aunque sin duda la frase estrella es ‘Ahora se por que no va a los debates, porque los pierde’ Frase que le espetó en referencia a como el actual presidente le interrumpía; la gracia es que Rivera hacía lo mismo, continuamente.

Abriendo el bloque de izquierdas nos encontramos con un Sánchez que fue el centro del huracán: le llovieron encima tormentas y huracanes –en especial durante el segundo debate, donde le cayó el tsunami de ‘Lo Imposible’- Pero supo, con dificultades, mantenerse a flote, eso sí, al igual que Rivera, cayó de forma continua en interrumpir al resto de candidatos –salvo a Podemos, supongo que por razones ideológicas- En especial estuvo sensible con respecto a los pactos con Bildu, y al asunto catalán, asunto en el que se limitó a decir que era falso, que el no había pactado, a lo que los demás candidatos –Iglesias excepto- respondían con una respuesta igual de madura y argumentada, ‘Está ud. mintiendo’

Y para terminar, Unidas Podemos. Bastante sorprendente, para bien, en lo que a debatir se refiere. Pude ver a un Iglesias sosegado, respetuoso, aunque demasiado silencioso, quiero decir, es un debate, tienes que hablar, argumentar, rebatir. Iglesias presentó un carácter tranquilo y educado, por encima de sus rivales, pero rebatió y discutió poquísimo, casi hizo del debate un mitin. Llegó a actuar como moderador en el famoso momento de los libros, parafraseándole: ‘La gente que nos está viendo se merece más respeto y seriedad que esto.’ Una respuesta acorde a las circunstancias, aunque es competencia del moderador, que en ningún grupo de televisión frenó demasiado las circunstancias. No obstante Iglesias no convence demasiado por que da la sensación de que supo actuar muy bien, es una buena cuestión, hasta que punto el Iglesias que vimos en el debate es el Iglesias de fuera de los debates.

¿A quien votar? Está claro que hay que votar por los ideales, pero también habrá que pensar a quien queremos ver al frente del país. Aunque la verdad entre los cuatro forman un gran equipo: Casado con su sonrisa sirve para el marketing, Rivera puede encargarse del bricolaje, total, herramientas y artilugios no le van a faltar, Sánchez se encargaría de salir de todos los marrones: es experto en mantener barcos que se hunden a flote. E Iglesias puede hacer acto de presencia para hablar y para callar.

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.

This website uses cookies to improve your experience. We'll assume you're ok with this, but you can opt-out if you wish. Accept Read More