COVID y supercross

0

La pandemia de coronavirus que está extendida alrededor de todo el mundo ha supuesto un gran cambio en nuestras vidas. Además de la tragedia de afectados, nos hemos tenido que acostumbrar a trabajar, vivir y divertirnos de forma diferente. En estos tiempos estamos teniendo que afrontar cambios económicos y otra forma de vivir y realizar las actividades y el deporte a nivel mundial.

Por ejemplo, para los deportistas de competiciones internacionales, con la movilidad entre países restringida es muy difícil realizar su trabajo. Es el caso de Joan Cros (Manlleu, 1989), competidor profesional español del Supercross. Este empezó a correr con tan solo cuatro años de edad. La primera carrera de Joan Cros en el motocross estatal fue con 6 años. El equipo en el que ha competido toda su vida y sigue compitiendo actualmente, es el equipo de su familia, el cual lleva 30 años triunfando en las competiciones. Su carrera profesional se inició cuando él ganó el campeonato de España juvenil (85cc) con 12 años. A partir de ahí empezó a correr con 85cc. en España y con 125cc. en Cataluña. Con tan solo 16 años de edad ya firmó su primer contrato profesional como piloto oficial de Kawasaki de 5 años de duración, el cual con el tiempo se alargó hasta 7 años. Desde ahí su carrera ya despegó ya que su presencia era continua en competiciones incluso internacionales. Precisamente cuando la pandemia de covid empezó a expandirse por todo el mundo en marzo y algunos países empezaron a cerrar sus fronteras, él se encontraba compitiendo en el AMA Supercross mundial en Estados Unidos. En ese momento lideraba la competición de pilotos privados, por lo cual tenía muchas posibilidades de ganar la competición y convertirse en el campeón del mundo de Supercross, pero en ese momento tuvo que regresar a España como otros tantos trabajadores y viajeros. Después de pasar el confinamiento en España recibió la noticia de que el 31 de mayo se reanudaría la competición en los Estados Unidos.

Por eso intentó volar en varias ocasiones, pero ni siquiera le dejaron subir al avión. Al poco tiempo en Estados Unidos se firmó un decreto para dejar entrar al país a los deportistas que compiten en sus grandes ligas, pero tampoco le dejaron ya que el Supercross es considerado en Estados Unidos y en muchos más países un deporte minoritario, aunque tenga miles de seguidores. Esta es una de las situaciones injustas que ha provocado la pandemia y que mucha gente habrá tenido que sufrir. La RFME, la embajada y el ministerio apoyaron en todo momento al deportista y esta injusticia causó un gran revuelo en redes sociales. El 31 de mayo, fecha de celebración del campeonato, Joan seguía sin poder viajar a Estados Unidos a competir. Sus seguidores se enteraron a través de las redes sociales, donde el explico día a día lo que le estaba ocurriendo. Actualmente, las redes sociales están formando un gran centro de noticias a tiempo real.  

En meses, o incluso años veremos cómo el virus nos ha afectado en general a todos sin necesidad de contagiarnos. A algunos deportistas de deportes considerados minoritarios, su vida profesional se ha parado, y tendrán que empezar de cero la siguiente temporada. Pero esto, aunque es injusto es asumible al mismo tiempo. Para otras personas la situación resulta critica, por ejemplo, los trabajadores de la hostelería o todos los que tengan que ver con el ocio y el turismo. En definitiva, tenemos que acostumbrarnos a vivir de otra manera y aprender de lo que nos ha ocurrido.

Imagen motociclismo.es

FUENTES:

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.

This website uses cookies to improve your experience. We'll assume you're ok with this, but you can opt-out if you wish. Accept Read More