Con palabras no se derrota a los romanos

0 486

Dicen algunos, que será, que el verano de 2005 marcó el nacimiento de una nueva era en la cultura de Santander. Aquel verano estuvo marcado por el ‘Santander Summer Festival’, una cita cultural indie, irreverente y renovadora que supuso un contrapunto necesario a la sobriedad y el clasicismo veraniego del FIS (que Dios guarde).

Una página de un grupo de locos por andaduras y novedades fue el complemento necesario para mantener a los seguidores del acto al día. Y con tanta pasión lo cogieron que este grupo de adoradores de la cultura y la creación decidieron mantener su unión, más allá del ruido de las campas de la Virgen del Mar.

Así nacía uno de los experimentos más lucidos e interesantes de la cultura santanderina, de la mano de una tropa de idealistas formada por dunker (Óscar Delgado), Robreto (Roberto Palacios), rortiz (Roberto Ortiz), Stoner (Santiago V.M.), Sponge (Bruno Cendón), Patrullero (Javier Santamaría), Mifune (Carlos Caneda), LaVegui (Pablo Gutiérrez), Loxza (Gonzalo Valencia), Willy (Javier Trueba) y Siamese (Patricia Susvilla).

Pablo Solo

Por encima de etiquetas, ellos se postulan como “blog de cultura alternativa de Cantabria”. Tras Al Norte del norte (ANDN) forman un proyecto de renovación cultura que se sostiene en un foro, en el informan, discuten y cuestionan sobre cultura cuantos quieran, una web en la que se muestra toda la actividad Indie de Cantabria en cuanto clubes, exposiciones, libros, música o cine, y una sala de conciertos ( la del club de las artes en el Soho de la calle del Sol) donde lo virtual toma cuerpo y se expande.

Una estructura no del todo original, desde dos años antes ya seguía esa pauta de trabajo eolapaz, mostrando inquietudes de jóvenes estudiantes, pero que ha alcanzado dentro de la provincia mayor difusión gracias a una mezcla entre mucha y gran calidad humana, y la complacencia adorativa de la prensa local, siempre presta a aparecer más chic que aldeana.

Contrariamente a lo parezca, ANDN no es un colectivo de esos que se regodean en lo minoritario y lo estrambótico. No. Su web, o los salones dorados del Metropole o el Pub de las artes han cerrado los ojos, para degustar los placeres de oír, desde los versos del asturiano Nacho Vegas, hasta la independencia de Quique González, pasando por la leyenda del “ilegal” Jorge Martínez, el líder de aquella banda mítica. Y con ellos Brian Hunt, Lazy, 400 Golpes, Los Puzzles, Los Arrancacorazones o Betacam, entre otros muchos, y Djs como Deu (de We Are Standard), Luis Auserón, Optigan1, DJ Göo o, este domingo John Tirado.

¿Y que ha hecho el público?. Aplaudir hasta con las orejas. Miles de vistas en su web, decenas de usuarios registrados y muchos seguidores, como muestran unas salas de concierto abarrotadas cada vez que suena un acorde, o su cuelga un cuadro.

Pero si hay algo que me ha llegado al alma en la historia de esta tribu es una cita que suele repetir Javi Santamaría, tomada de la película “la Vida de Brian”, “Con palabras no se derrota a los romanos”. Y es esa actitud la que nos falta a los jóvenes, la de la acción. Esa actitud punk de “deja de quejarte y hazlo tú mismo”. Y ahí esta la mejor lección de esta maravillosa iniciativa. No necesitamos ayudas públicas, ni subvenciones ni políticos corruptos que programen, controlen o dirijan lo que debemos oír, pintar o hacer. La cultura es algo más que la charla de un visionario lejano o un docto predicador de lo oficial en cualquier “institución seria”. Cultura es algo más que los bodrios que nos cobra la SGAE, que las escuelas y talleres para entretener a niños a la salida del colegio, y así permitir a sus madres ir a tomar café a la milla de oro santanderina, y algo más que esos conciertos de relumbrón donde se reúne lo más granado de la ciudad. Cultura es crear y expresar sentimientos, comunicarlos y ensayar con lo que nos rodea, hasta descubrir la verdad, o simplemente nuestros corazones.

Herederos

Y hoy, con tantos medios tecnológicos (Myspace, Spotify o Sydnan), intercambiar ideas, sentimientos y pasiones no es caro, no es difícil, no es ya un obstáculo.ANDN ha sentado otra base esencial de la nueva cultura, ellos, la sombra del membrillo o eolapaz o Tasgo viven de un esfuerzo piramidal que es de las pocas salidas que quedan para derribar los muros de la cultura oficial y única dar la posibilidad de expresarse a gente que al germinar extenderá la semilla de la rebeldía, y hará que esta siga camino.

Claro, frente al seguidísimo de unos, esta la preocupación de otros, los medios oficiales y comerciales que ven en estas iniciativas un rival serio en el negocio de la cultura, que en eso se ha convertido nuestra alma. La critica, estas web y estos colectivos practican textos e ideas tabernarias. Como si esos lugares santos humeantes y desprendores de alcohol fueran perniciosos y carecieran de los adminículos necesarios para una buena reflexión. Claro, donde este un buen botellodromo que atonta a la gente y subyuga el dialogo, ¿verdad?.

¿Queréis un consejo?. Pegaros a la pantalla, volcar en estas web todas vuestras inquietudes y querencias, escribir con libertad en esos lugares de la red que os ofrecen abrir sin censura el corazón de par en par, olvidaros de lo oficial y lo correcto, desparramar vuestro espíritu sin importar el éxito de vuestras palabras, sembrar y mirar con vuestros ojos en libertad, y cuando suenen, correr a la calle del sol, a estremeceros entre los acordes Klaus & Kinski, Manel o Los Punsetes. FWgWCfZ4sM=

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.

This website uses cookies to improve your experience. We'll assume you're ok with this, but you can opt-out if you wish. Accept Read More