¿Como sería España sin INDITEX?

0 300

¿Alguna vez habéis pensado como sería la economía española y otros muchos aspectos si Amancio Ortega no hubiera creado Inditex?

Inditex es un grupo multinacional español de fabricación y distribución textil. Tiene su sede central en La Coruña y fue creado por Amancio Ortega en 1985. Tiene más de 152 000 empleados y más de 7000 tiendas en los cinco continentes bajo las marcas principales de Zara, Zara Home, Massimo Dutti, Pull & Bear, Bershka, Oysho, Uterqüe, Lefties y Stradivarius.

Amancio Ortega Gaona es un hombre reservado. Para ser el hombre más rico de España, sus apariciones en público se pueden contar casi con los dedos de una mano y hasta hace unos años casi no había ni fotos suyas.

Sin embargo, ni siquiera así le ha sido posible pasar desapercibido. Y es lógico. Los 62.700 millones de dólares que Forbes le adjudica le sitúan como la sexta fortuna del mundo y como la primera española, a una gran distancia de la segunda. Por eso, cada vez que surge el tema de la desigualdad en España, el nombre del propietario de Inditex se deja ver.

A primera vista, sorprende el nivel de críticas que tiene. Ortega nació en una familia humilde y ha forjado su auge a base de trabajo duro y talento. Su visión comercial ha hecho de Inditex una de las grandes empresas textiles, y de Zara la marca española más exitosa de la historia. Por eso, es interesante preguntarse, ¿cómo sería España si Amancio Ortega no hubiera creado Inditex?

¿Menos desigual?

Lo primero que hay que decir es que sería un país que subiría en las estadísticas de igualdad. Nadie lo ha hecho hasta ahora, pero sería interesante saber cuál es el Factor Amancio en los datos sobre desigualdad en España. Puede parecer exagerado, pero hablamos de unas cifras excepcionales en todos los sentidos. Por ejemplo, Amancio Ortega ha multiplicado su fortuna por siete en los últimos diez años. Según Forbes, en 2004, su capital ascendía a unos 9.000 millones de dólares y en 2007, al comienzo de la crisis, era de 24.000 millones. Si se calculase esto en términos de renta anual, le saldría que ha ingresado unos 48.000 millones de dólares en los últimos seis años, unos 6.000 millones al año. Aunque algunas estadísticas pueden llevar a confusión, hay que recordar que nadie ha entregado ese dinero al empresario español: la mayor parte de este aumento en su riqueza se debe a la subida de las acciones de las compañías de las que es propietario.

La fortuna del empresario español pasó de 57.000 millones de dólares a 62.000 millones entre las listas de 2013 y 2014. Es decir, sólo el aumento de precio de las acciones de Inditex explica la tercera parte del dato, que algunos consideran escandaloso, de que “las 20 personas más ricas de España aumentaron su fortuna en 15.450 millones o 1,76 millones por hora”. No son sueldos, ni rentas de ningún tipo: es un cálculo matemático basado en el precio de las acciones y otras inversiones.

Del mismo modo, Ortega poseía en 2013 más de la mitad de esos 115.400 millones de euros que “acumulan las 20 mayores fortunas de España”. Es decir, si Zara no hubiera existido, las estadísticas dirían que las 20 personas más ricas de nuestro país eran la mitad de ricas de lo que son ahora. Como he dicho anteriormente, sería curioso conocer cuál es el Factor Amancio. Es decir, ¿cómo quedaría España en desigualdad si el fundador de Zara no hubiera nacido?

¿Más pobres?

Lo más importante es cómo habría influido en los ciudadanos que Zara nunca hubiera existido. En este sentido, lo primero que hay que decir es que no habría ni un solo español que fuera a ser un euro más rico de lo que es ahora. Es interesante decirlo porque siempre que se habla de lo mucho que tienen o ganan los ricos se insinúa la idea de que su dinero lo han sacado quitándoselo a los demás. Ningún ejemplo mejor que el de Zara para ver de primera mano que el comercio y la innovación empresarial generan riqueza para todos los involucrados.

En todo caso, el ciudadano medio sería más pobre porque tendría menos fondos disponibles, ya que, en vez de comprarse ropa en las tienda de Inditex, tendría que ir a comercios de peor calidad o más caros. Este es otro aspecto que casi nunca se dice, ¿cuánto bienestar ha producido a sus consumidores? ¿Cuántas familias con fondos bajos pueden comprar prendas de calidad a un precio accesible?

No se acaba aquí la lista de beneficiarios de Ortega. Por ejemplo, con 48.000 trabajadores en España (casi 174.000 en todo el mundo), Inditex es uno de los mayores empleadores de nuestro país. Y eso por no hablar de los cientos de miles de empleos indirectos de sus proveedores y servicios auxiliares.

Por último, también sería interesante calcular cómo ha afectado el boom de Zara en las cuentas de la economía española. Si nuestro país ha tenido un problema en las últimas décadas ha sido el de la dependencia del exterior: hemos vivido siempre comprando fuera más de lo que conseguíamos exportar. Evidentemente, Inditex ha contribuido en una pequeña parte a que estos datos fueran un poco mejores. Sin la compañía, nuestras exportaciones habrían sido menores y nuestras importaciones más elevadas.

Todas estas razones deberían hacer que la próxima vez que alguien vaya a hacer un comentario sobre lo malo que es Amancio Ortega se lo pensase, al menos, dos veces.

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.

This website uses cookies to improve your experience. We'll assume you're ok with this, but you can opt-out if you wish. Accept Read More