Como ha impactado el COVID en el deporte profesional

0

Desde que el coronavirus llegó a nuestra vida ha afectado a casi todo y como no, también al deporte profesional.

Desde el mes de marzo muchas competiciones se han parado y luego reanudado, suspendido o aplazado, lo que ha afectado a los deportistas, a los aficionados y a las empresas que las patrocinan.

Ha afectado tanto que La Eurocopa, La Copa América de Futbol, la final de la Copa Davis que se iba a celebrar en Madrid, torneos de futbol que iban a disputar algunas selecciones nacionales… han sido aplazadas hasta el año 2021.

Tal ha sido el impacto que hasta los Juegos Olímpicos que se iban a celebrar en Tokio este verano y  que era el evento deportivo más importante que se tenía que celebrar este 2020 ha sido pospuesto para el año próximo en las mismas fechas. Tres son las causas principales:                                                                                                                                           

     –  Algunos de los deportistas todavía estaban pendientes de competiciones para       logar las marcas mínimas para poder participar.                                                       

     –  Tampoco se podía garantizar la seguridad de los deportistas cuando estuvieran compitiendo.

     –  Al estar confinados en sus domicilios no podían entrenar con normalidad y no  podían preparar bien las competiciones.

Algunas competiciones que se paralizaron como el futbol, el balonmano, el baloncesto y algunos otros deportes, una vez acabados los confinamientos volvieron a entrenar y después a jugar. En muchos casos sin espectadores en las gradas o con muy pocos  y con nuevas normas.

En el caso del futbol además se hacen pruebas de covid a los jugadores, técnicos y árbitros y en caso que alguno dé positivo no pueden saltar al terreno de juego. Serían necesarios 7 futbolistas titulares de la plantilla para poder disputar el partido, de los contrario se aplazaría para otra fecha, eso sí, con un número máximo de aplazamientos en función de la categoría. Los jugadores de reserva en vez de estar en el banquillo ahora ocupan la grada y manteniendo la distancia de seguridad.                                                               Tampoco la prensa  puede ponerse a pie de campo en los partidos, tiene que estar igualmente  en la grada y también se ha cambiado la rueda de prensa que dan los entrenadores y algunos jugadores al acabar el partido.

En otros casos, como en la liga profesional de baloncesto americana (NBA) los equipos que jugaron la fase final lo hicieron conviviendo y jugando todos juntos en el mismo complejo de hoteles de Disneyland, para  evitar contagios.

Otras modalidades deportivas como el Tour de France, El Giro de Italia o la Vuelta a España entre otras, cambiaron la fecha y los protocolos para adaptarse a la nueva situación. Los equipos crearon sus propias burbujas y evitaron relacionarse con personas externas a las carreras. Todas las personas que participaban tenían que hacerse pruebas y su alguno daba positivo tenían que abandonar, si en un equipo había varios positivos tenía que retirarse de la carrera.  Este año los ciclistas no firmaban cada mañana antes de empezar a correr, hacían reconocimiento facial.                                                                                                    No había público en las llegadas y también cambió el protocolo de entrega de premios.

El torneo de tenis de Roland Garros, uno de los más importantes, también cambió de fecha y se jugó sin apenas público, con nuevos protocolos y con una rebaja en los premios.

Otros han tenido peor suerte, directamente su han suspendido, como el Torneo de Tenis de Wimblendon, el Open Británico de Golf, el GP de Fórmula 1 de Mónaco….

Todas estas cancelaciones, aplazamientos o suspensiones han provocado frustración en los aficionados al no poder disfrutar de sus deportes favoritos como lo hacían hasta ahora.

Pero también ha provocado, unas grandes pérdidas económicas. Las empresas que patrocinan a los equipos llevando su publicidad ahora pagan menos porque tienen menos ingresos, los aficionados al no acudir a los partidos ahora no pagan las cuotas de socios. Esto ha hecho que algunos equipos profesionales hayan hecho ERTES para algunos de sus trabajadores o hayan rebajado el sueldo de sus deportistas.

Así está siendo el deporte profesional este año, esperemos que pronto esto no sea más que un mal recuerdo. En el deporte no profesional las consecuencias son aún mucho peores…

BIBLIOGRAFIA

Diario France24

Diario Las Américas

Mundo deportivo

EL País

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.

This website uses cookies to improve your experience. We'll assume you're ok with this, but you can opt-out if you wish. Accept Read More