Colombia en crisis

0 44

En primer lugar, me gustaría agradecer a Fiorella Restrepo, una estudiante colombiana, por haber compartido con los alumnos de 1º de bachillerato, la situación en la que se encuentra actualmente su país, ajena a nosotros.

Fiorella nos contó que hay dos clases sociales totalmente opuestas. Por un lado están los ricos y por otro los pobres, es decir los campesinos. La falta de liquidez lleva a la mayoría de ellos a dedicarse al narcotráfico, ya que ese país es el principal productor de cocaína del mundo.

Colombia está dividida en dos partidos tradicionales, los conservadores, que defienden las tradiciones y se oponen a los cambios políticos, sociales o económicos radicales, y los liberales, el partido del pueblo que quiere reformas en el gobierno. Los paramilitares, conocidos como “auto defensores del gobierno´´ están en continuo conflicto con los guerrilleros, conocidos como defensores del pueblo.” Miedo” es para mí la palabra que define lo que sienten los colombianos. Miedo a la violencia, como ya sabemos las calles son escenarios constantes de violencia, miedo de las mujeres a ser violadas, miedo a los secuestros …

A los niños pobres se les prohíbe tener una educación, ya que las FARC, Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia, enfrentadas a ambos partidos políticos, se encargan de prepararlos desde pequeños para ser unos futuros guerrilleros y luchar por el pueblo. Parece increíble, en nuestros días que la escolarización, obligatoria en nuestro país, no esté al alcance de la mayoría de esos niños.

También cuesta mucho trabajo entender que la mujer aún no haya podido participar activamente en la vida política. De hecho, ahora es cuando están intentando imponer sus ideas políticas para intentar cambiar la situación, pero les está resultando muy difícil yo diría incluso imposible.

Parece increíble que carezcan de libertad de expresión, algo básico para poder convivir sin miedo a represalias. Yo creo que es fundamental poder opinar libremente y respetar las ideologías de cada uno para vivir en armonía.

Además, Fiorella nos habló de la existencia de unas organizaciones que luchan por el pueblo, una en concreto es” la casa de la reparación y la conciliación”. Su objetivo es buscar soluciones para intentar entre todos acabar con el conflicto. Y aquí están jugando un papel fundamental los jóvenes, que aspiran a vivir en un país libre.

 En mi opinión, Colombia necesita la intervención de las potencias más fuertes para solucionar este conflicto. Una posible solución sería obligar al gobierno a hacer reformas como el derecho a la libertad de expresión. Debería escuchar más al pueblo para mejorar su calidad de vida y mirar menos sus propios intereses. ¿O no consiste en eso un gobierno?

Esta charla me ha servido para darme cuenta lo afortunados que somos por haber nacido en un país desarrollado a pesar de que España no se encuentre actualmente en su mejor momento. k=

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.

This website uses cookies to improve your experience. We'll assume you're ok with this, but you can opt-out if you wish. Accept Read More