Camino a oscuras, camino a la diversidad

0 15

Actualmente Torrelavega, vive inmerso en un mar de dudas, el paro es en parte la principal causa de su desgracia. Nuestra ciudad es, sin duda, el principal núcleo de Cantabria con personas sin trabajo, a consecuencia de que Torrelavega, apodada como “la ciudad obrera”, depende mucho de los sectores primarios e industriales severamente azotados por la crisis.

Otra causa es el descenso de la población, un problema en Torrelavega, como lo es en España general, que se ha agravado en los últimos tres años, con datos demográficos negativos, pesar de que la inmigración no para de crecer.

El fuerte crecimiento de esta en nuestra localidad se ha convertido también en uno de los problemas más fuertes que existe en Torrelavega. Según el último censo, más del 20%  de la población es de origen inmigrante, aglutinándose sobre todo en la zona de La Inmobiliaria, que se ha convertido en un barrio multicultural, abierto a diversidad de razas, colores y religiones.

Mientras en otras ciudades como Salt, Barcelona, Vic…ya no se habla este tema como tabú sino que ya está abierto y se entiende en la sociedad, a Torrelavega todavía le falta andar el camino que llevará a ser o de ser una ciudad abierta y multicultural, en la que cuando nuestros vecinos hablen sobre la inmigración, no lo hagan en términos de delincuencia o discriminación sino que signifique respeto y variedad.

En nuestra ciudad cada esquina comparte hueco con negocios árabes, locutorios, tiendas de ultramarinos, peluquerías todas dirigidos por personas de diferentes culturas.

Pero a pesar de que avanzamos a pasos afianzados hacia la multiculturalidad en muchas ocasiones no es un camino en calma, como no todos somos iguales, en la mayoría de ocasiones tenemos la capacidad de pensar diferente y de no estar de acuerdo de que nuestra sociedad sea variada, muchas veces se recurre al lema “primero los de casa” para defender a las personas de origen peninsular contra las personas inmigrantes. Y esto en Torrelavega ha pasado y pasa. Partidos políticos como en Frente Nacional, como su propio líder local, Alejandro Merino dice “Defendemos a los torrelaveguenses frente a los musulmanes y de raza negra porque estos no contribuyen al país en la tarea de sacar de España del hoyo en el que está metida”.

Podrán parecer pensamientos racistas, pero poseen una cierta lógica para muchos ciudadanos cuando en España soportamos una inmoral tasa de paro, y junto a ello sigue creciendo la recepción de inmigrantes. ¿Qué pasará con España dentro de algunos años si esta situación sigue así? La medida es actuar en origen para mejorar las condiciones de vida de los inmigrantes en sus países de origen y que no tengan que emigrar a otros países en busca de una vida mejor.

Pero no todas las veces, el clima es solo de diversidad de opiniones, sino que en ocasiones se llega a actitudes violentas e intolerantes, con enfrentamientos tanto verbales como físicos entre los diferentes pensamientos que dividen a la sociedad. Como ejemplo, hace unos días aparecía una noticia en La Verdad Digital de que unos cabezas rapadas le habían pegado una paliza a un inmigrante, parece muy lejano pero “anormales” los hay en todas partes.

Los inmigrantes no han hecho nada para que sufran los estragos de estos “vándalos” , en Torrelavega, estos contribuyen y ayudan a la gente local, invierten dinero y pagan impuestos… y además en su mayoría son respetuosos aunque ovejas negras existan, en todas las comunidades.

Hasta hace nada los inmigrantes de la ciudad no tenían un lugar donde informarse, poder ayudarles y asesorarse pero la anterior alcaldesa, Blanca Rosa Gómez Morante inauguró en la pasada legislatura socialista la Oficina Municipal de la Multiculturalidad, en la cual los inmigrantes que lo deseen pueden acercarse y buscar apoyo, servicios de acogida, atención social, asesoramiento, defensa jurídica y en la orientación y ayuda en la búsqueda de empleo. No es el único ejemplo de como se pueden tender puentes. Ahí está la labor cotidiana de los voluntarios de La Campa, en la parroquia de la Asunción.
Torrelavega, en un futuro cercano podrá decir que por fin vive en una sociedad multicultural en la cual la mayoría nos respetamos y defendemos nuestros derechos sin necesidad de llegar a las manos o insultos, el Frente Nacional, organización que era la defensora de los detractores del paso a la diversidad cultural ha abandonado a mitad de camino por falta de apoyos tanto económicos como sociales, pero según redactaron en el  último parte de defunción del partido: “Seguiremos luchando hasta el final por defender los derechos y privilegios de los españoles frente a los inmigrantes porque primero son y serán los de casa”.

Pero tampoco podemos esperar a que Torrelavega sea una ciudad modelo si España no lo es, los extremos no son buenos, y en menor o mayor parte son los causantes de que exista xenofobia en todas las partes de cualquier punto de España, hacen con panfletos simples pero directos que la gente comparta esos ideales, defendiendo odio y rechazo o cualquier persona que sea de otro color u otro pensamiento. Leamos los mensajes con atención, actuemos con firmeza ante nuestros valores


Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.

This website uses cookies to improve your experience. We'll assume you're ok with this, but you can opt-out if you wish. Accept Read More