Calígula

0 20

@Javier Fernández –

Calígula, (su verdadero era Cayo Julio César Augusto Germánico) es uno de los emperadores romanos más conocidos de toda la Historia del Imperio, a pesar de su corta vida (murió con 28 años) y su aún más corto mandato (no llegó a estar en el poder 4 años).

Calígula nació en el año 12 d.C., hijo del General Romano Germánico (hijo adoptivo de Tiberio, quién 2 años después del nacimiento de Calígula se convertiría en Emperador)  y su mujer, Agripina. Desde muy niño, Calígula acompañó a su padre en sus viajes, que realizaba por razones militares. Fue en una de ellas donde se le comenzó a llamar ”Calígula”. Calígula viene a significar ”botita” y se le llamaba así porque solía ponerse las sandalias de los soldados (Caligas) para jugar.  Con apenas 7 años, su padre murió durante un viaje a Antioquía (se dice que fue en secreto envenenado por orden del emperador Tiberio, quién lo veía como un rival), lo que causó que Calígula volviera a Roma después de pasar varios años viajando sin césar. Según se dice, la primera impresión que se llevó el entonces Emperador de Calígula no fue muy buena. Sin embargo, poco a poco, la relación mejoró, ya que cuando Calígula se trasladó a Capri recibió el cargo de Pontifex (cargo eclesiástico pagano). De hecho, su relación mejoró tanto, que cuando en el año 37 d.C. muriera Tiberio, este nombró dos sucesores que gobernarían, Calígula y un primo de éste, Gemelo, aunque la verdad era que el testamento favorecía más a Calígula que a Gemelo (pronto, la parte del testamento que favorecía a Gemelo sería anulada alegando que Tiberio padecía demencia, haciendo que Calígula se convirtiera en el único gobernante). Las circunstancias de la muerte de Tiberio no están claras, ya que, aunque oficialmente la causa fue natural, algunas teorías sostienen que lo asesinó el propio Calígula, mientras que otras hablan de que lo asesinó un amigo de Calígula, el pretoriano Macro (irónicamente, Macro sería asesinado por orden de Calígula poco después de que este último se recuperara de su enfermedad).

El mandato de Calígula, a pesar de su brevedad, es conocido como uno de los peores del Imperio Romano. Sin embargo, el pueblo reaccionó favorablemente cuando fue elegido Emperador, y es que los primeros meses de su mandato transcurrieron con normalidad y prosperidad. Su popularidad también era fruto de ser hijo de Germánico, muy apreciado en el pueblo romano, y de ser, en un principio, un emperador mejor que su antecesor, Tiberio. Sin embargo, pronto sufriría una grave enfermedad, que pareció afectarle también mentalmente, convirtiéndole en  una persona de dudoso equilibrio mental, inestable y agresivo. Gemelo, el primo con el que iba a compartir el gobierno, murió en extrañas circunstancias (probablemente asesinado por orden de Calígula quién creía que Gemelo conspiraba para hacerse con el poder).

Gemelo no sería la última víctima de Calígula, ya que también mandó matar a su propia esposa y a su suegro. Tras estas muertes, Calígula comenzó a gobernar de un modo completamente distinto a como lo había hecho hasta el momento. Calígula comenzó a ignorar los consejos del Senado, teniendo más de un enfrentamiento con ellos por cuestiones políticas.

imagen ABC.es

Calígula gastaba mucho dinero en asuntos militares (campañas en la Galia y en Germania), en fiestas por lo que subió considerablemente los impuestos y añadió muchos más de los que había antes, ya que se enfrentaba a una crisis económica. En lugar de aceptar su culpa, Calígula reaccionó echándole la culpa a los senadores, multándolos e incluso matándolos para obtener sus propiedades. También ordenó que los testamentos en los que Tiberio hubiera obtenido bienes se reintepretaran para que él mismo fuera el beneficiario.

Se cree que Calígula era un profundo paranoico, ya que durante su reinado se produjeron muchísimas ejecuciones. Muchos senadores fueron investigados y asesinados por orden del Emperador, y los que quedaron vieron como su poder se reducía gravemente. Ni siquiera sus propios familiares se salvaron de ser sospechosos de conspiraciones, y muchos de ellos fueron ejecutados.

Son conocidas diversas anécdotas sobre la excentricidad y la locura de Calígula, siendo tal vez la más conocida la acción de nombrar a su caballo senador, cónsul y sacerdote, entre otros cargos. Calígula también trató de convertirse en uno de los dioses romanos: comenzó a aparecer públicamente vestido de dios y mandó erigir templos para que le adoraran. También se proclamó descendiente de Marco Antonio a través de lazos familiares no muy claros. Además, se dice que en una ocasión, Calígula castigó a sus senadores haciéndoles correr detrás de su carro durante varias horas. Se cree que Calígula mantenía relaciones sexuales con sus hermanas y con esposas de sus súbditos para luego obligarlas a prostituirse, que le gustaba torturar y asesinar a inocentes por diversión y que realizaba maniobras militares absurdas.

Además, tomó medidas bastante impopulares, como reducir el importe del dinero que conseguían los legionarios al licenciarse a la mitad. Este conjunto de cosas acabó provocando una conspiración de sus militares en el año 39 d.C. Este complot fue descubierto por Calígula y tuvo consecuencias aún más negativas en su reinado, aumentando la vigilancia y gobernando como un verdadero dictador, utilizando el terror y la represión para atemorizar a los ciudadanos. Aunque el complot había fracasado, los militares planearon el asesinato de Calígula.  Así, el complot se perpetró en el año 41 d.C; en el que la guardia pretoriana acabó con la vida de Calígula. Su sucesor en el gobierno sería su tío, Claudio. yBiVwere�?o�?Ssatet�?SFLOOL_WTSTASUF_LOOLIWGN�?Ssatlb?e�{T?� SofllwoVseiew?r�?o�Ststa?e�?0�Stsbael�?T{{,{Stsbael�?T{{,{

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.

This website uses cookies to improve your experience. We'll assume you're ok with this, but you can opt-out if you wish. Accept Read More