Australia se quema

0 15

En este 2020 han ocurrido muchos sucesos, pero yo me quiero centrar en uno que para mí tiene un impacto muy grande para los animales como koalas que han quedado calcinados en las impactantes llamas causadas por los incontrolables incendios en Australia que hemos vivido este año.

Aunque los incendios empezaron en 2019 y siguieron hasta enero de 2020, este desastre es considerado el más trágico en la historia de este país.

El fuego consumió una quinta parte de los bosques de Australia (5.8 millones de hectáreas) a esto se le suman varios años de calentamiento global. Estos incendios además de acabar con miles de árboles y vegetación tuvieron un gran impacto en los animales como por ejemplo los koalas que fueron la especie más afectada unos 480 millones solo de koalas y en total 800 millones de animales.

No hay una causa específica, pero en Australia los incendios forestales son comunes. En septiembre de 2019 se notificaron los primeros incendios, lo que agrava el problema porque la temporada de incendios forestales comienza en enero. Según informa la BBC, un fenómeno conocido como dipolo del Océano Índico (o “Niño indio”), contribuyó a que el período de calor y sequía se extendiera y fuera más extremo.

Australia alcanzó dos récords mundiales en temperatura: en el 17 de diciembre alcanzó los 40.9 grados y al día siguiente 41.9 aunque se cree que algunos incendios se provocaron de forma deliberada (intencionada)

Algunas de las zonas más afectadas fueron la costa este y sur, alrededor de Sidney y Adelaida, en Nueva Gales del Sur y Victoria, los estados más poblados del país, la gente trató de escapar del incendio y las carreteras se obstruyeron por las filas de automóviles.

La agencia de noticias AP informó que “barcos de la Armada sacaron a cientos de personas varadas en playas y las autoridades sacaron el viernes (3 de enero) a miles más.

Los incendios no son un juego y por eso debemos controlar lo que hacemos en lugares donde pueden ocurrir estos porque una simple colilla puede formar una gran humareda.

Gracias a los constantes bomberos, el apoyo de los guardabosques, y muchos otros ayudantes voluntarios estos incendios pese a dejar una gran marca desaparecieron por completo.

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.

This website uses cookies to improve your experience. We'll assume you're ok with this, but you can opt-out if you wish. Accept Read More