Arminio, el soldado que traicionó a Roma

0

Vamos a empezar por lo primero ¿Quién es Arminio?

Arminio fue un soldado romano de origen germano que nació en el año 17 a.c y murió en el año 21 d.c. Se le rebautizo como “hombre de guerra”.

Llegó a Roma con 9 años, pero no por voluntad propia sino porque los romanos lo mandaron como rehén al intentar conquistar su pueblo, del cual su padre, era jefe.

Esta es la causa por la cual fue  enviado como rehén, ya que los romanos querían asegurarse de que Segimerus (su padre), fuera leal al pacto que había hecho con los invasores romanos.

Este llego tan joven a Roma que se identificaba totalmente con la cultura romana y fíjate si es así que entrenó y luchó para el ejército romano. Era tan bueno su aprendizaje en el ejército, que a sus 20 años lideró un grupo de fuerzas auxiliares, y lo hizo tan bien que tan pronto como acabó la guerra le ascendieron al cuerpo de elite y a la gran nobleza. Este equipo que el lideró fue importante para la guerra de Panonia (este territorio es actualmente el de Hungría).

Precisamente por su buen hacer en el ejército en el año 7 d.C cuando tenía 23 años de edad le mandaron de vuelta a Germania. La razón fue que el emperador Augusto no se quedó satisfecho con la conquista de Hispania y quiso conquistar el territorio germano. Para conquistar estas tierras mandaron a Quintilio Varo, que era el legati augusti (especie de gobernador) del momento. Pero como este no estaba llevando a cabo todas las misiones ya que se dedicaba a la diversión, así que finalmente Arminio fue el encargado de reforzarle, pues el conocía sus gentes y su forma de luchar así como los territorios.

La relación entre Arminio y Varo fue tan buena que se les llegaron a considerar padre e hijo. Pero al ver que los romanos no les proporcionaban buenas condiciones de vida a los germanos Arminio decidió rebelarse contra los romanos, incluso se propuso expulsarles del su tierra. Para esto formó sus propias tribus desde dentro. Él sabía que su plan era muy difícil de llevar a cabo con éxito ya que los romanos tenían 3 ejércitos que constaban de más de 5.000 soldados por cada uno.

El plan que Arminio  diseño era increíble, ya que tenía la ventaja de conocer el campo de batalla más que los romanos. Arminio le tendió una trampa, diciéndoles que había una rebelión cerca de una localidad llamada Westfalia, cuando en realidad no era así. Lo que sucedió fue que el ejército creado por Arminio les hizo una emboscada a los romanos en medio del bosque de Teutoburgo, sitio donde los germanos tenían ventaja a la hora de luchar. Fue la mayor caída de los romanos a la hora de la lucha, solo en tres días murieron 24.000 soldados romanos, tanta fue la presión para Varo que acabo suicidando con su propia espada.

Esta batalla fue el inicio de la desaparición de los romanos en el territorio germano. Finalmente Arminio fue reconocido como el rey de todas las tribus germanas.

El final de Arminio fue de la mano de su propia familia, más exactamente por parte de su hermano, que pertenecía al ejército romano y el suegro de Arminio que nunca le perdonaron la traición a Roma. Matándole a traición entre los 2 en el año 21 d.C.

Este fue el final del “llamado liberador de Germania”.

Este trabajo está inspirado de 2 páginas webs diferentes:

  1. La Nación, artículo escrito por Carlos Manzoni.
  2. Descubrir la Historia artículo escrito por Álvaro López Franco.

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.

This website uses cookies to improve your experience. We'll assume you're ok with this, but you can opt-out if you wish. Accept Read More