Aníbal Barca

0 358

Aníbal Barca fue uno de los mejores generales de toda la historia de Cartago. Vivió durante el periodo helenístico griego y desde muy pequeño dijo que él nunca seria amigo de los romanos.

Aníbal Barca o Hannibal Barca, (que es su nombre completo).Su nombre significa “quien goza del favor de Baal”, Baal era uno de los dioses adorados de los fenicios ya que Cartago fue fundado por emigrantes fenicios. Nació en Cartago, una ciudad de la actual Túnez que estaba situada al norte de África, y vivió desde el año 253 a.C. al 187.a.C.,es decir que vivió setenta años. Su padre era un general cartaginense llamado Amílcar Barca y su madre venía de Iberia. La evolución de Cartago durante años antes llevó a la expansión territorial que tenían en esas fechas, llegó a poder hacer frente a los romanos por tierra, ya que los romanos tenían a su disposición un gran imperio de barcos, a pesar de que los cartagineses eran grandes comerciantes y podían tener grandes navíos guerreros preferían usarlo para transportar oro y estaño. En la actualidad se descubrió que Aníbal aprendió a leer griego, la historia de Alejandro Magno, el arte de la guerra, estrategias y a escribir gracias a Sosilos, un preceptor espartano.

Almícar, el padre de Aníbal, que también fue un gran general enriqueció al estado de Cartago y a su propia familia,de tal modo que la familia de Aníbal era muy bien tratada ya que parte del dinero de Cartago lo había aportado Almícar.En un viaje de Almícar, cuando el joven Aníbal tan solo tenía once años le pidió que le dejara irse con él, el padre, aceptó con la condición de que durante toda su vida no sería amigo de roma, Aníbal contesto diciendo:

“Juro que en cuanto la edad me lo permita emplearé el hierro y fuego para romper el destino de roma”

El aprendizaje táctico de Aníbal comenzó con la ayuda de su padre, de quien aprendió mucho y más tarde, le ayudo su tío, Ásdrubal el Bello, el cual sucedió a Almícar, que murió en el campo de batalla contra los rebeldes Iberos.

A los veinticinco años y con la muerte de Ásdrubal, Aníbal fue elegido como comandante por el ejército. Una de sus conquistas fue una ciudad Íbera llamada Sagunto, la cual estaba aliada con Roma. Al hacer eso, Roma se preparo para una batalla y llevar la guerra a África y a la península ibérica. Aníbal no quería llevar la guerra a España y mucho menos a Cartago, así que decidió invadir Roma dando la vuelta por el oeste de Iberia y entrar por Francia, atravesando los Alpes y llegando hasta el corazón de Italia. No atacó por mar por la inferioridad de barcos. EL cónsul romano Publio Cornelio Escipion  no sabía la formación ni estrategia cartaginiense.                           

Los cartagineses, en cambio llevaron a 90.000 soldados de infantería,12.000 jinetes y 37 elefantes. Este ejército fue incrementándose a menudo que las tropas celtas y galas se sumaban al ataque. EL viaje duró seis días de un invierno. Al llegar a un alto en Turín, tan solo quedaban 20.000 infantes, 6.000 jinetes  y un elefante. Las fuerzas de Aníbal causaron más de 50.000 muertes y en la ,amo de Aníbal estaba el poder de acabar con todo el imperio romano, pero, no lo hizo. Los cartagineses se asentaron por allí, e inconscientemente para ellos, el general Escipion “el africano” reunió un ejército y traslado la guerra a Iberia. Los esfuerzos romanos hicieron que la tropa cartaginense volviera a Iberia y esta vez fuera derrotada en la batalla de Zama, Cartago se vio obligado a firmar la paz con roma. Muchos de los elefantes que se perdieron por el camino a roma, estaban en Hispania y Escipión mando que el armamento y equitación romana fuera brillante y deslumbrante para asustar a los elefantes. Los cuales se resistieron y los legionarios mataron a lanzazos. Al final de la batalla las bajas de Cartago ascendieron a las 20.000 muertes y 15.000 esclavos.

Tras esas batallas, Aníbal se integró en el estado político, pero la aristocracia cartaginense se vio amenazada por los planes reformistas de Aníbal, hasta tal punto que se organizo un grupo a favor de su caída en la política, difundían falsos rumores para su caída, y decían que hacia pactos con Antíoco III, un sucesor de Alejandro Magno, estos rumores llegaron al oído de Escipion, el general romano y en la primavera de 195 a.C. un barco romano desembarco en la costa norte africana con las intenciones de producir una discusión entre Cartago y la región de al lado, Numidia.

Aníbal se convirtió en una leyenda romana que aterrorizaba las ciudades y recordaba como tuvo piedad y no destruyó la ciudad, por ello Escipión aspiraba a capturar a Aníbal y llevarlo por Roma enseñándole a los ciudadanos que ha sido capturado. Por ello el general romano exigió a los cartagineses que les diera a su mejor general, Aníbal. Por ello Aníbal se vio obligado a abandonar su patria e intentar comunicarse con cualquier nación que estuviera en guerra con roma, ya que su propio país, estaba dispuesto a entregarle a pesar de la gloria que les hizo alcanzar.

Su primer destino para la alianza fue con el rey Antíoco III, el rey con el que le relacionaron los romanos. Allí fue muy bien acogido y le asignaron como asesor militar del rey. El rey hacia caso de los consejos militares de Aníbal para mejorar el ejercito. Más tarde, en 192 a.C. estallo la guerra contra Roma. EL ejercito del rey perdió contra Roma, y exigieron al rey a que le entregaran a Aníbal.

Aníbal se pasó huyendo medio año de los romanos, y llego a la corte de Bitinia, los cuales le acogieron pidiéndole que les ayude en su guerra con Eumenes II de Pérgamo, un aliado de roma. Aníbal les derroto por mar lanzando calderos llenos de serpientes a los barcos enemigos. Más tarde, Bitinia fue derrotada cuando los romanos ayudaron a su aliado.

Aníbal estaba de la mano del rey Bitinio, el cual, le traicionó ante la llegada de un emperador, Tito Quincio Flaminino junto a sus hombres. Tras una vida llena de traiciones, Aníbal decidió acabar con su vida en el invierno de 183 a.C con veneno que llevaba dentro de un anillo durante muchos años. Ese mismo año murió el general que siempre le persiguió, Escipión. En la tumba de Aníbal ponía “Aquí se esconde Aníbal”. La tumba se situó en LIbisa, una ciudad  actualmente llamada Gebze.

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.

This website uses cookies to improve your experience. We'll assume you're ok with this, but you can opt-out if you wish. Accept Read More