Ana Ruiz

0 460

Fue nuestra profesora en infantil, nuestra gran maestra, la que nos enseñó, nos acogió y nos hizo felices. Han pasado algunos años y hemos querido mirar atrás para que sepa, como cuantos profesores hemos dejado en el camino, que no les olvidamos. Ana Ruiz Pérez, sigue siendo profesora de infantil en La Paz. Estudio magisterio en los Sagrados Corazones en Torrelavega, y así es.

 ¿Cuántos años llevas dando clase aquí?

8 añitos en este “cole”

¿Has estado trabajando en otros colegios?

El último año de mi especialidad de “Educación especial” estuve en los Sagrados Corazones en Sierra.

¿Es cansado trabajar con niños tan pequeños?

Sí, es cansado, pero cuanto más te cansas mejor te lo pasas.

¿Cómo compaginas tu vida laboral con la personal?

No es fácil, la vida laboral y personal a veces no son muy amigas, el truco está en esfuerzo y mucha, mucha organización. Lo peor es cuando en tu trabajo hay niños, llegas a casa y hay más niños; a veces echo en falta estar sólo con adultos, o disfrutar de momentos para mi sola, pero cuando esto ocurre (pocas veces) estoy deseando ver “peques”

¿Qué valores intentas enseñar a los niños?

Los valores que se nos ocurran, mis compañeros y yo estamos haciendo “tutoría permanente”, a partir de los 2 años es el momento ideal para iniciar a los niños el aprendizaje de actitudes, normas y valores, algunos aprendizajes en edad infantil determinarán algunas de la facetas de su vida futura.

No os imagináis cómo te sientes cuando te encuentras con alumno que con 3,4,5 años al que cuando tú decías : “Buenosssss” .Él contestaba: “Diasssss”

Ahora te cruzas con el mismo por la escalera y no te sonríe ni te saluda… (¿Qué les habrá pasado?, ¿se les olvidó saludar?). Ahora lo que más me cuesta es enseñar a escuchar y obedecer.

¿Te hubiese gustado estudiar otra cosa? ¿Cuál? ¿Por qué?

Desde pequeña soñé con ser maestra de infantil, pero me hubiese encantado hacer matemáticas… siempre me han gustado.

¿Te hubiera gustado dar clase a niños más grandes? ¿Por qué?

¿Por qué no? Todas las edades tienen su encanto y dificultades, disfrutaría de otra manera; cuando ayudo a mi hija con los deberes me doy cuenta de que puede ser divertido.

¿Qué sentimiento te provoca ver a esos niños que has dado clase y ahora están en cursos superiores?

Me gusta cuando antiguos alumnos que ya no estudian aquí vienen de visita y me cuentan lo que hace, cómo les va, recordamos viejos tiempos… es muy gratificante ver pasar generaciones que crecen tanto, alumnos que has tenido de “pequeñajos” y de repente te cruzas con ellos y tengo que mirar hacia arriba para poder verlos, o cuando aparecen por mi clase y me cuesta reconocerlos por el cambio físico; la verdad, es que crecéis y os ponéis guapísimos.

No todo el mundo vale para dar clase a los niños pequeños, ¿Qué tiene que tener un buen profesor de infantil?

Un buen “profe” de infantil, creo yo, debe tener pilas cargadas de mucha paciencia, imaginación, alegría, sensibilidad y por supuesto conocimientos, ¡ah! Sin olvidar el cargador por si se te gasta alguna de estas pilas.

¿Es importante tener una buena relación con los profesores?

En todos los ámbitos se debería crear un buen ambiente si estás contento trabajas, estudias y piensas mejor; el grado y satisfacción en el trabajo es directamente proporcional al grado de rendimiento, estoy convencida.

¿Alguna vez te has cansado de dar clase a niños tan pequeños?

Siiiiiiiiiiiiiiii, todos los fines de curso (risas)

¿Se nota el cambio de generaciones? ¿Son mas “educados” ahora o antes?

No sé si será que me estoy haciendo mayor… pero sí hay diferencias.

Ahora llegan niños más sobreprotegidos, sin normas básicas ni límites y con poco autonomía personal, lo más triste es que los mas pequeños “mandan” en casa.

Cuando vosotras llevabais el “baby” ya teníais unos límites claros marcados por vuestros padres, sabíais que en el cole y en casa había unas normas y se debían de cumplir (unos más que otros…)

¿Qué te gusta hacer en tu tiempo libre?

Me gusta soñar que tengo tiempo libre.

¿Recibes mucho cariño de los niños?

Es lo más gratificante, en edades tempranas no tienen complejos y exteriorizan todos sus sentimientos, si les apetece dar un beso o un abrazo lo hacen y no sienten vergüenza, ni temen que se ría nadie. Los profes de infantil tenemos esa ventaja respecto a nuestros compañeros que dan clase a alumnos más mayores.

¿Con el paso de los años te sigues acordando de tus antiguos alumnos?

De todos los alumnos que han pasado por infantil no, pero de los que he sido tutora sí… recuerdo nombres, anécdotas, situaciones…lo que no memorizo son los apellidos.

Podría contaros alguna “cosita” de cuando estaban en infantil (entonces lo llamábamos preescolar) Alba, Sonia, Eva y Alba y muchos más…(risas) tranquilos que no contaré nada.

Un beso a todos y gracias por la entrevista

Si me necesitáis…es fácil encontrarme. +�.

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.

This website uses cookies to improve your experience. We'll assume you're ok with this, but you can opt-out if you wish. Accept Read More