Agricultura y ganadería

0 255

Vengo de una familia de ganaderos. De aquellas en las que las vacaciones de verano eran ir a segar, después dar vuelta a la hierba, más tarde empacarla y guardarla en el pajar para tener alimento para el ganado durante el invierno. De los que se tenían que levantar en mitad de la noche porque una vaca estaba a punto de parir y había que estar pendiente de ella por si había complicaciones y tenían que llamar al veterinario. Y no olvidemos que todos los días del año hay que ordeñar a las vacas.

Como no también tenían su huerta donde sembraban patatas, tomates, lechugas, etc… Y había que encargarse de regar, abonar y quitar las malas hierbas.

Sabiendo esto me hago una vaga idea de lo dura que es su vida y las dificultades a las que se enfrentan los agricultores y ganaderos hoy en día.

La agricultura y la ganadería son un grupo muy reducido en comparación con la industria o los servicios, pero creo que no somos conscientes de la importancia que tienen. Los agricultores y ganaderos han sufrido un aumento en los costes de producción debido al ascenso del salario mínimo interprofesional, el aumento del precio del gasoil y los cereales (debido a la guerra de Ucrania).

Si tenemos en cuenta el precio final del producto, los agricultores y ganaderos se llevan una parte muy pequeña comparándolo con lo que se quedan las grandes superficies y los distribuidores. Los precios a los que ellos lo venden están muy por debajo del nivel de subsistencia y muchos de ellos sobreviven gracias a la ayuda de la política agraria común (ayudas que se dan a los países europeos para desarrollar la agricultura y la ganadería, hacerla más rentable y apoyar la renta de estos).

Además, se enfrentan con las importaciones de otros países con cotes de producción mucho más bajos.

Los agricultores y ganaderos exigen un precio justo para sus productos que les permita un mínimo beneficio.

Piden una disminución en el precio de los costes de producción ya que se ven obligados a vender por debajo de esos costes. Esto ha provocado que muchos lo abandonen.

Llevan años sufriendo recortes en las ayudas. Se deben destinar mas fondos para el futuro de la sociedad. No nos damos cuenta de que sin ellos no tenemos alimentos.

La obligación de barreras comerciales como el veto ruso, el brexit o los aranceles de Trump son un inconveniente para dar salida a muchas producciones que son demandadas y valoradas en el exterior.

Sin ellos habría más naturaleza asilvestrada y sin control y mas riesgo de incendios forestales y desertificación.

Debe haber un cambio legislativo que permita realizar una venta directa de sus productos.

No nos damos cuenta de que, en caso de una crisis alimentaria global, la producción no se reactiva en cuestión de meses, por lo tanto, tiene que estar en pleno funcionamiento. Y eso es un riesgo que no debemos correr.

Nuestra producción agroalimentaria necesita de una gran apuesta por la innovación tecnológica, dar valor a la producción agroecológica y biológica. Somos el país que más superficie tiene destinada a este tipo de producción.

Tenemos que ser un país orgulloso de sus orígenes rurales. solo así tendremos un futuro más próspero.

Si continuamos dejando atrás al mundo rural tendremos un gran problema.

Bibliografía:

https://www.elplural.com/economia/complejo-problema-agricultura_233365102
https://www.upa.es/upa/noticias-upa/2021/3088/

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.

This website uses cookies to improve your experience. We'll assume you're ok with this, but you can opt-out if you wish. Accept Read More