¿Por que se considera que Polonia y Hungría no son estados democráticos?

0

Este es un tema del que se ha hablado mucho en los últimos meses después de que el congreso de la Unión Europea que se encuentra en Bruselas, señalara ha estos 2 países como poco democráticos. Sobre todo, se centraban en el tema judicial, ya que en Polonia ha habido una gran cantidad de reformas desde 2015, lo que ha dado lugar gran controversia y en Hungría se considera que hay una grave preocupación en torno a como se van a desarrollar las nuevas reformas judiciales que se están implantando.

Esta investigación será dividida en 2 partes y se tratarán los aspectos políticos más importantes tanto de la actualidad como del pasado de ambos países:

Hungría: Hace poco más de diez años, comenzó la “era Orbán” en Hungría tras las elecciones de abril de 2010, que fueron las sextas en el país después del colapso de la Unión Soviética. Después de obtener una ventaja abrumadora, el Parlamento húngaro abrió el camino a el Fidesz-Unión Cívica húngaro (partido ganador de aquellas elecciones tras conseguir una mayoría absoluta, el récord más alto desde que se restableció la democracia en el país). Sin embargo, esta democracia se ha ido disipando desde que asumió Viktor Orbán, ya que en el momento en el que Viktor Orbán asumió el control del país, Hungría era considerada una democracia consolidada, que se situaba en la zona alta de la clasificación de países democráticos. Actualmente Hungría es considerado un país con un régimen híbrido (categoría intermedia entre democracias y autoritarismos).

Polonia: Durante tres décadas, Polonia constituyó el mayor triunfo democrático del mundo poscomunista. Mientras muchas otras democracias, nada más nacer, cayeron en manos de dictadores, se vieron envueltas en corrupción o sufrieron un estancamiento económico prolongado, el país más grande de centroeuropa tuvo la mejor trayectoria. Durante 30 años, su economía se multiplicó casi por 10, y aunque los extremistas siempre tuvieron voz y voto en Polonia, el gobierno cambió de manos mediante elecciones libres y limpias en múltiples ocasiones. Para 2010 los analistas creían firmemente que el sistema democrático del país estaba consolidado. Sin embargo, es fácil ver a posteriori que la idea de que Polonia era una democracia consolidada era muy complicada. Las divisiones internas eran muy peligrosas y el apego de la población a los valores de la democracia liberal no era tan grande como pensaban los académicos. Como consecuencia de esto, Polonia, desde la elección del Gobierno populista encabezado por Jaroslaw Kaczynski hace solo cinco años, ha pasado de ofrecer el argumento más destacado en favor de las ventajas de la democracia liberal a ser el principal ejemplo de una clara inestabilidad política. Por si fuera poco, el pasado 17 de Julio de 2020 se celebraron unas nuevas elecciones en las que los ganadores van todavía más en contra de la democracia polaca. Debido a estos acontecimientos, todo hace indicar que o hay un cambio radical, o Polonia tardará muchos años en volver a ser un país democrático, si es que lo consigue algún día.

Bibliografía: https://www.dw.com/es/polonia-y-hungr%C3%ADa-no-quieren-condiciones-democr%C3%A1ticas-para-los-fondos-europeos/a-55588373     https://www.elconfidencial.com/mundo/europa/2020-02-01/polonia-brexit-union-europea-justicia_2434003/     

Imgen Viktor Orban, ElConfidencial                                            

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.

This website uses cookies to improve your experience. We'll assume you're ok with this, but you can opt-out if you wish. Accept Read More