13 rosas

0 242

En octubre de 2007, se estrenaba la película española “Las Trece Rosas”, dirigida por Emilio Martínez Lázaro, que suponía un homenaje a trece jóvenes madrileñas, asesinadas al final de la guerra civil, tal como retrato en su libro Jesús Ferrero (Ed. Siruela 2003). Esta película junto con “El orfanato” y “Luz de Domingo”, compartieron la fase final de preselección por la Academia de Cine como posibles candidatas para ir a los Oscar, aunque finalmente seria elegida para este premio “El Orfanato”.

La obra ha sido cuidadosamente realizada, contando en sus papeles mas destacados con Pilar López de Ayala (Blanca Brisac), Verónica Sánchez (Julia Conesa ), Marta Atura (Virtudes González) y Fran Perea (Teo)

De un intenso dramatismo y horror la película afronta un hecho poco conocido, hasta que en 1985 lo investigara el periodista Jacobo García.

Tras la caída de Madrid, en manos del bando Nacional, la oposición republicana intento reorganizar las JSU. Para mantener la oposición interna al nuevo régimen, mientras los jefes del bando republicano permanecían fuera. Estaba previsto que el dirigente de la organización reconstituida fuera José Peña, pero tras caer detenido fue torturado y obligado a dar nombres de afiliados y firmar una declaración preparada. Además el policía infiltrado en la organización, Roberto Conesa, colaboro también en la caída de las JSU, dando nombres. Prácticamente toda la organización cayo de este modo, sin poderse reorganizar. Además el coronel Casado, militar republicano que dio un golpe de estado contra el gobierno de la Republica y abrió Madrid a Franco, tenía ficheros de militantes del PCE y de las JSU. Entre estos detenidos, fueron arrestadas las 13 Rosas, trece jóvenes, que valientes y clarividentes decidieron enfrentarse a un destino fatal, antes que permitir impasibles permitir la llegada de un régimen antidemocrático. Detenidas, fueron torturadas en la cárcel de mujeres de Ventas, un cárcel que podía alojar 450 personas, y que en albergaba a 4000. El 27 de Julio, Isaac Gabaldon comandante de la Guardia Civil y encargado del “Archivo de Masonería y Comunismo” fue asesinado en Talavera de la Reina, junto con su hija y su chofer, como consecuencia fueron acusados 3 militantes de las JSU, y 56 jóvenes de las JSU, que ya estaban encarcelados antes del asesinato, entre los que estaban las 13 Rosas. Fueron llevados a juicio, acusados de reorganizar las JSU y el PCE, y cometer actos delictivos, por ellos fueron condenado a muerte. En la madrugada del 15 de agosto de 1939 en el cementerio de la Almudena de Madrid, fueron fusilados 56 miembros de las JSU, entre los que se encontraban las 13 Rosas, de esas 13, 7 de ellas eran menores de edad.

La productora Delta Films , muestra a España la historia, en una película y un documental, “Que mi nombre no se borre de la historia”, frase de una de las condenadas. Una obra detallada y documentada que muestra el drama personal y la situación social, política y militar. La película enfrenta la visión moderna de la republica, de una mujer valiente y comprometida con su entorno, frente al tono paternalista del nuevo régimen. Ellas optaron por dar su vida como ejemplo, a través de la milicia, para los franquista la antítesis de la juventud, y de la mujer, cuya misión en la vida era ser madre y sirvienta del guerrero.

Las trece rosas eran Ana López Gallego, Victoria Muñoz García, Martina Barroso García, Virtudes González García, Luisa Rodríguez de la Fuente, Elena Gil Olaya, Dionisia Manzanero Sala, Joaquina López Laffite, Carmen Barrero Aguado, Pilar Bueno Ibáñez, Blanca Brisac Vázquez, Adelina García Casillas y Julia Conesa Conesa. Modistas, planchadoras, pianistas, sastras, amas de casa, miembros de las juventudes socialistas unificadas (JSU).

Los autores de la película han insistido en que la película no pretende generar sentimientos revanchistas. Incluso los actos mas bárbaros y humillantes, como cuando su pelo es cortado al cero, como forma de expiar su “pecado”, son presentados como una lección de humanidad. Solo se busca, en palabras de los autores, concederles el minuto de duelo que en su día se les negó.

Cabe destacar militantes de las JSU, como Maria del Carmen, de 15 años, que a pesar de su corta edad, debido a su inteligencia tenia grandes cargos en las JSU, a principio ella iba a ser también condenada, pero por su corta edad, no lo fue. Quique Sánchez, hijo de Blanca, su padre fue fusilado con su madre, un día fue a verles a la cárcel y un guardia civil les dijo ¿Tus padres? Fusilados por rojos, a ti no te fusilamos por tener 10 años. Su madre (como las otras 13 rosas) escribió una carta, que no le fue entregada a Quique hasta que cumplió los 27, ya que su familia era de extrema-derecha.

Tanto Blanca Brisac, como Julia Conesa y Dionisia Manzanero, escribieron unas cartas dedicadas a familiares, muy emotivas antes de morir. Que son en parte el espíritu que retoma el film. Una película para deleitarse, como obra cinematográfica, y para reflexionar sobre la naturaleza humana.

Igual es conveniente que 13 años después, algunos vean la película.

Álvaro Saenz

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.

This website uses cookies to improve your experience. We'll assume you're ok with this, but you can opt-out if you wish. Accept Read More