100 años después de Galdos

1 16

El 4 de enero de 2020 se cumplieron los 100 años de la muerte de Benito Pérez Galdós, uno de los más ilustres escritores de nuestro país junto a Cervantes.

Un 4 de enero de madrugada, Galdós se levantó de su cama con la mano en la garganta y exhaló su último aliento de vida. Su leyenda habla que en ese momento pidió ayuda al doctor Centeno (uno de sus personajes). También se dice que meses antes había estado en el retiro visitando el monumento de Victor Macho y que ya se le había visto degradado y devastado por la arterioesclerosis y la ceguera.

El día de su muerte fue bastante emocionante para la ciudad de Madrid; miles de madrileños visitaron su capilla ardiente situada en la Puerta del Sol, acompañándole hasta el cementerio de la Almudena. Allí se citaron todo tipo de personalidades, pasando por Alfonso XIII hasta personas que ni siquiera sabían leer o escribir ya que de sobra era conocido por todos el amor que le tenía Galdós a esta ciudad.

En 1862, un joven Benito llegaba directamente de las islas Canarias a la capital para estudiar derecho, aunque más que por estudiar fue conocido por sus salidas en la ciudad. Enseguida se echó a la calle donde conoció a distintas mujeres como por ejemplo Lorena Cobián con la que tuvo a su hija María.

En sus obras se ve completamente reflejado el Madrid del siglo XIX: el patriotismo (“Fontana de Oro”), un Madrid provinciano (“Tormento”), la moda y la influencia inglesa, las falsas apariencia (“La Desheredada”), los caballeros que mantenían a sus concubinas (“La serie de Torquemada”), la pobreza (“Misericordia”) y un Madrid de toros y flamencos (“Miau”). En resumidas cuentas, un claro retrato de esta ciudad, ya que en la segunda mitad de este siglo se conocen todas sus intimidades precisamente por él, labor didáctica que plasmó en “46 Episodios Nacionales”.

SUS OBRAS

Entre sus obras podemos encontrar: Tristana, Cádiz, Marianela, Doña Perfecta, El Abuelo, La Desheredada, La Corte de Carlos IV o Napoleón en Chamartín. Algunas de ellas llevadas al cine o al teatro. Pero su obra magna fue sin duda Fortunata y Jacinta.

                   Fortunata y Jacinta refleja al completo la vida en un convento de clausura. En ella cita a Balzac, Dickens, Cervantes y refleja la psicología de León Tolstoi.

Durante su vida Galdós residió en el barrio de Salamanca rodeado de vecinos importantes aunque en 1919 (año antes de morirse) retiró junto con su sobrino al hotelito “Casa Chalet” en la calle Hilarión Eslava del barrio de Argüelles, periodo donde se refleja la más perfecta burguesía plasmada también en Fortunata y Jacinta. Jacinta, burguesa sumisa a su marido Juanito, enamorado de Fortunata, joven ingenua y sin educación.

Esta obra desvela el alma humana ya que hace alusión a personajes de las distintas clases sociales y en la que Galdós no quiere reflejar las costumbres de un pueblo si no los avatares históricos y los conflictos sociales. *1. Galdós no hace historia para explicar al ser humano, si no que explica al ser humano para hacer historia.Esto es precisamente, lo que Fortunata y Jacinta tiene en común con el Quijote, convirtiéndola así en su obra mayúscula.

2020: 100 AÑOS DE SU MUERTE

Por todo ello, este año, la Comunidad de Madrid le ha querido rendir homenaje en los 100 años de su fallecimiento. La Consejería de Cultura y Turismo preparó una programación en la que aparecían cine, teatro y otras actividades cercanas al legado del escritor. Entre otras, podemos destacar el acto celebrado en el café “Fontana de Oro” del que Galdós era asiduo a sus tertulias, dirigido por la consejera de cultura Marta Rivera de la Cruz (escritora, política y periodista). Ella quiso destacar *2 “La dificultad que ha supuesto condesar en un año la grandeza de Galdós, pero nuestro reto es acercar los clásicos a las generaciones más jóvenes. Es sin duda la mejor herencia que podemos dejarles”.

            La programación del año de Galdós se ha llamado; GALDÓS VIVE, VIVE GALDÓS, buscando así nuevos públicos ya que con ello quiere expresar que vive en las estanterías, pero también en las calles y en la ciudad de Madrid.

            No solo en la ciudad de Madrid, ha querido rendir homenaje a este célebre escritor sino también se han programado actos en distintos municipios de la región, al ser Galdós fiel representante de ellos. Actos que han durado desde febrero hasta diciembre de este año incluyendo como no escenas de obras teatrales en la que destacan la mítica Fortuna y Jacinta.

            Por supuesto, en el barrio de Triana, en la calle Cano donde el novelista nació también se ha levantado una estatua en su nombre, en la cual todos los canarios llenaron de flores en el centenario de su muerte. Y donde la directora de la Casa-Museo, Victoria Galván reconoció lo orgullosos que se sentían de él.

            En definitiva, toda una programación dedicada a poner en valor la figura y obra de un autor que ha sido clave en la historia de la narrativa española. *3 Y es que, en 2020, más que nunca: “Galdós vive, vive Galdós”.

Fuentes:

  • Diario de León
  • El Diario.es
  • Cervantes.es
  • Wikipedia
  • Comunidad.madrid

Citas exactas: *1 / *2 / *3

1 comentario
  1. Daniel Molleda dice

    Muy buen trabajo Álvaro, se nota que le has puesto ganas a este trabajo, sigue así y verás las buenas notas que sacarás

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.

This website uses cookies to improve your experience. We'll assume you're ok with this, but you can opt-out if you wish. Accept Read More